Yucatán inicia nuevo proyecto ferroviario con inversión de 230 mdp

Yucatán volverá a desarrollar un proyecto ferroviario con la edificación de un nuevo centro de operaciones y la creación de una vía que conecte a la zona industrial de Hunucmá, para los que se ejercerá 230 millones de pesos a casi un siglo de la construcción de su última obra.

En terrenos de Poxilá, comisaría de Umán, el gobernador Rolando Zapata Bello puso en marcha los trabajos de ambos planes que permitirán reducir costos de transporte de carga, evitarán el paso del tren en la ciudad de Mérida y fortalecerán las operaciones logísticas en el área metropolitana.

Además de que serán elementos para una mayor atracción de inversiones.

Durante el evento, el mandatario destacó que estas obras tienen dos grandes propósitos, que son incrementar las condiciones de competitividad económica de Yucatán con más recursos y empleos, además de liberar a Mérida de un espacio de maniobras del ferrocarril, que afecta de manera importante a sus habitantes.

Comentó que la nueva vía de casi 16 kilómetros de longitud, aumentará el potencial de pleno desarrollo para la zona industrial de Hunucmá, donde ya se establecen firmas como Grupo Modelo, Envases Universales, una planta procesadora de Kekén, el grupo logístico Trailmex y el Centro Industrial de Yucatán.

“Hay un gran universo que podrá venir a generar empleos, industrias extranjeras, nacionales y locales que, por sus características, necesitan el transporte de carga de tren, por lo que esta obra da una ventana de oportunidades y posibilidades, para que genere más inversión y más empleo”, añadió.

A nombre de empresarios yucatecos, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), delegación Yucatán, Juan Manuel Ponce Díaz, reconoció el interés del gobierno por proyectos de infraestructura, como la ferroviaria, para que sigan llegando compañías de clase mundial y fuentes de trabajo.

El nuevo Centro de Operaciones Ferroviarias (COF) vendrá a sustituir al patio de maniobras ubicado en lo que fue la Estación de Ferrocarriles, en el centro de la capital yucateca.

Tendrá una superficie de 15 hectáreas y 5.6 kilómetros de vías auxiliares, que permitirán la función de un área para carga y descarga que soporte cuatro mil toneladas por día, así como para clasificar los vagones de los trenes.

La nueva ruta conectará con el COF y, al final de esta infraestructura en el kilómetro 863 de línea Chiapas-Mayab hará una curva y directamente se unirá con la zona industrial de Hunucmá, donde sostendrá 90 toneladas brutas de transporte ferroviario. Se estima que las obras estén concluidas este 2017.

Con estos dos proyectos, se complementa la rehabilitación de la vía Mérida-Coatzacoalcos, para la que se ha invertido cerca de tres mil millones de pesos en los últimos cuatro años, de manera que los accidentes se redujeron a cero durante 2016 y este año, a diferencia de 2014 y 2015, cuando hubo 80 y 72 casos, respectivamente.

El director de Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, Gustavo Baca Villanueva, explicó que el patio de maniobras tendrá cinco caminos de acceso de cinco kilómetros de longitud, permitirá que un tren entre inmediatamente, corte locomotora y los carros queden posicionados por bloques para su descarga, ya sea en la vía de depósito o de público.

Como parte de los estudios para llevar a cabo el proyecto, por primera vez en el estado se realizó una consulta para la construcción de una obra pública.

En ella, se escuchó a representantes de las comunidades indígenas de la zona, como Poxilá, Oxholón, Sac-Nicté y Texán de Palomeque, con quienes se llegó a un conjunto de acuerdos de beneficios sociales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *