Barcos Caribe iba por el cruce a Isla Mujeres

Q. Roo.- La liberación del muelle de la terminal marítima de Puerto Juárez tras el cierre de la empresa Transportes Marítimos Magaña y Punta Sam para el cruce de pasajeros de Puerto Juárez a Isla Mujeres y viceversa, abrió la oportunidad a otras sociedades mercantiles para solicitar la concesión pero les fue negada a través de evasivas desde la administración de Roberto Borge Angulo, ya que según había orden de que sería para Barcos Caribe.

La Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo) señala que dos empresas han solicitado la operación del muelle, Barcos Caribe y Ultramar, sin embargo, en los últimos cinco meses hubo al menos una tercera interesada, pero solo le han hecho dar vueltas, ya que de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) la mandaba a la Apiqroo y viceversa, de acuerdo con personal de la pasada administración que laboró en esa dependencia hubo una orden desde arriba para que sólo operara ahí Barcos Caribe, ligada al ex gobernador Roberto Borge Angulo.

De acuerdo con el acta constitutiva de la sociedad mercantil de Barcos Caribe quienes la integran son Franco González Padrón (tío del senador Félix González Canto) y César Celso González Hermosillo Melgarejo (abogado de Roberto Borge Martín), personas muy allegadas al ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, porque el segundo fue empleado de su papá.

Apiqroo no es quien autoriza a las empresas la ruta.
“El muelle de Puerto Juárez es una instalación portuaria pública, después de la salida de Transportes Marítimos Magaña, dos empresas manifestaron su interés, sin embargo, Apiqroo no es quien autoriza a las empresas la ruta, porque eso es facultad de la coordinación general de Marina Mercante de la SCT, Apiqroo en su caso lo único que haría es otorgar bandas de atraque a las empresas que hayan obtenido sus concesiones o permisos de ruta federal de pasajeros”, informó Manuel García García, representante de Puerto Juárez por parte de Apiqroo.

La empresa Aqualimo, de origen estadounidense, es la tercera interesada en el muelle para prestar el servicio de transporte de pasajeros entre Isla Mujeres y Puerto Juárez, que debido a las trabas ha solicitado la participación de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Caribe mexicano

Esta no sería la primera inversión de los extranjeros en el destino, puesto que llegaron en 2005 para dar paseos recreativos en el Caribe mexicano con tres embarcaciones en la actualidad.

Con el espacio dejado por la familia Magaña vieron la oportunidad de entrar al servicio de transportación entre la ínsula y la zona continental, para ello adquirieron una nueva embarcación en Estados Unidos, con la confianza que le daban las autoridades mexicanas a nivel federal y su gobierno.

Para ello acudieron a la SCT el año pasado a solicitar el permiso de transportación, ahí le indicaron que antes debía obtener el contrato del muelle con la Apiqroo, oficinas que durante cinco meses no le dieron respuesta, hasta que contactaron a Lourdes Varguez Ocampo, representante legal de Apiqroo, quien le dijo que no pueden otorgar el contrato de muelle si no presentaba el permiso de SCT, situación con la que el proyecto no avanzó ya que se “echaban la bolita”.

El empresario invirtió en el destino a invitación de las autoridades mexicanas, y hoy enfrenta una opacidad en la tramitología, aunado a que ya compró la embarcación con la que daría su servicio de transportación.

Prácticas injustas

Situación que ha llegado a la Secretaría de Estado de Estados Unidos, calificada como prácticas injustas contra compañías estadounidenses, y que incluso ese bloqueo se debe directamente a una orden de no otorgar más contratos de muelle sin razón alguna.

El empresario fue atendido el año pasado por la Secretaría de Estado y ésta a su vez informó el Asunto a la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE).

Mientras tanto los habitantes de Isla Mujeres se quejan de la falta de competencia en el cruce marítimo, porque pagan más por el servicio, porque deben cruzar a Cancún por diversos motivos, como trabajo, escuela, compras, y trámites entre otros; el costo de un viaje redondo para los isleños es de 84 pesos por adulto y 32 pesos para niños.

Sipse

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *