Por mal tiempo, cierran Puerto LC a embarcaciones menores

Debido a fuertes vientos, oleaje elevado y la lluvia constante que ha estado cayendo desde la madrugada de este martes, la Capitanía Regional de Puerto, a través del Resguardo Marítimo Federal (Remafe), determinó desde la mañana de este día y hasta nuevo aviso, cerrar el puerto michoacano a la navegación de pequeñas embarcaciones (lanchas de pescadores).

Pese al mal tiempo por una inestabilidad con potencial ciclónico, la actividad en los diferentes muelles del puerto michoacano no se ha detenido. Solo Capitanía ordenó cerrar el puerto para las embarcaciones menores, esto es para las lanchas de los pescad
(Foto: Rafael Rivera Millán )

Sin embargo la actividad marítimo comercial, esto es, la entrada y salida de puerto de las grandes embarcaciones que mueve mercancía contenerizada y otros productos de importación y exportación no se ha detenido, pues el temporal no afecta a los grandes navíos de más de 350 metros de largo, como los porta contenedores que ingresan a las Terminales Especializadas de Conteneros I y II o los buque tanques que transportan granel mineral o fluidos petroleros.

Tan es así que de acuerdo a la programación de arribo de buques que semanalmente realiza la Administración Portuaria Integral, se tenía programado el ingreso a la TEC I, a eso de las 14:00 horas del mega buque MSC Rapallo, de 365.5 metros de largo, uno de los de mayor dimensión que haya ingresado al puerto michoacano, para descargar y cargar mercancía contenerizada. El navío procede de los puertos de Angamos, Chile y Callao, Perú, y después de hacer maniobras zarpará por la madrugada de mañana 30 de agosto hacia puertos del continente asiático.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la interacción de la Onda Tropical número 30 con una zona de inestabilidad con potencial ciclónico en el Océano Pacífico, mantendrá el temporal de lluvias en la mayor parte de la República Mexicana, por lo que se pronostican tormentas torrenciales en regiones de Jalisco, Colima y Michoacán. El fenómeno con vientos sostenidos de 30 kilómetros por hora, se localizó a las 07:00 horas de este martes, a 345 kilómetros al sur de Manzanillo, Colima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *