Colombia recibe a Buque Escuela Esmeralda de Chile

El Buque Escuela Esmeralda de la Armada de Chile permaneció del 25 al 28 de agosto en Cartagena, Colombia, para cumplir con su crucero de instrucción N.º 62. Allí los militares chilenos tuvieron un período de formación como oficiales de marina, que incluyó clases prácticas de navegación a vela, marinería, navegación astronómica, liderazgo, ética, moral, ingeniería y control de averías, entre otras.

“Desde inicios del siglo pasado, cuando una misión chilena participó en la creación de una escuela naval colombiana, hemos estado conectados”, afirmó el Contralmirante de la Armada de Colombia Gabriel Pérez Garcés, comandante de la Fuerza Naval del Caribe de Colombia. “Hoy contamos con la visita de profesores de intercambio y también enviamos profesores a Chile”.

El B.E Esmeralda es comandado por el Capitán de Navío de la Armada de Chile Patricio Espinoza Sapunar. Cuenta con una tripulación de 291 efectivos, 74 de ellos guardiamarinas –primer grado de un oficial en Chile–, 35 elementos con el grado de marinero 1.º y 12 oficiales invitados de marinas amigas del mundo.

“La visita del B.E Esmeralda constituye una combinación entre actividades diplomáticas, profesionales, culturales y deportivas”, dijo el Cap. de Nav. Espinoza. “Se trata de una experiencia muy enriquecedora porque tienen la oportunidad de interactuar con diferentes culturas e intercambiar opiniones con oficiales o cadetes que se encuentren en similares condiciones que ellos”.

El buque escuela fue recibido por su anfitriona colombiana, la Escuela Naval de Cadetes Almirante Padilla. La formación en puerto de los guardiamarinas estuvo a cargo de oficiales de la Armada de Colombia.

“Además de la calurosa recepción por parte de autoridades civiles y militares colombianas, hubo un encuentro deportivo para integrar a los cadetes de ambas escuelas navales”, dijo el Cap. de Nav. Espinoza. “Las excelentes relaciones de Chile con Colombia han permitido un permanente apoyo e intercambio de tecnología y personal entre ambas armadas”.

Experiencia completa de aprendizaje

El B.E. Esmeralda es uno de los veleros más grandes del mundo. Tiene 113 metros de eslora y 13 metros de manga. Esta embarcación, tipo bergantín-goleta, representa ciertos desafíos y beneficios que son aprendidos durante el crucero de instrucción, que en esta ocasión tiene una duración de cinco meses.

“El trabajo en equipo, la convivencia y el aumento de la tolerancia hacia el compañero son elementos cruciales en una embarcación de este tipo, porque la tripulación debe permanecer en espacios reducidos por tiempos prolongados”, dijo el Cap. de Nav. Espinoza. “Aprender a guiar al personal de manera adecuada es uno de los principales retos que los cadetes tienen durante esta experiencia, esto solo se obtiene teniendo la experiencia a bordo”.

El objetivo de la instrucción mediante un crucero es ofrecer la oportunidad a los guardiamarinas de conocer culturas y experiencias distintas, como las características de la sociedad, arquitectura, e historia de cada país que visitan. El B.E Esmeralda proporciona y gestiona tours culturales y actividades sociales que complementan la experiencia.

“El entrenamiento en un velero, a diferencia de la experiencia en buques de guerra, permite estar en contacto con los elementos, condiciones naturales que normalmente no se perciben en un buque de guerra”, dijo el Contralmte. Pérez. “En el buque de guerra hay un entrenamiento más técnico y doctrinario, mientras que el velero permite una experiencia más cercana al entorno marítimo, muy importante para todo oficial de marina”.

“En Colombia nos hemos beneficiado mucho de la formación con Chile. Debido a su condición geográfica, con una enorme costa sobre el Pacífico, han desarrollado desde hace mucho tiempo una cantidad de recursos marítimos que hoy están asociados al desarrollo de su economía y su progreso”, agregó el Contralmte. Pérez. “Chile tiene una marina robusta que tiene mucho para ofrecer”.

El recorrido del buque

La elección de la ruta que realiza el B.E. Esmeralda cada año obedece a la planificación de más de un año de antelación a manos de la Armada de Chile, en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores. Durante este período se analizan las prioridades del crucero y los compromisos con las marinas de los países a visitar, así como los intereses de la Armada.

Las rutas que realiza el buque escuela varían. Puede ir por Europa, Asia-Pacífico, América, etc., la elección depende de los intereses del Gobierno de Chile y de su armada, o de la realización de un evento importante que implique la participación de este buque.

Este año su recorrido comenzó el 7 de mayo. Zarpó de Valparaíso, Chile, y después de visitar nueve puertos en cinco países del hemisferio occidental, regresó a su puerto de origen el 1.º de octubre.

“En la visita a cada puerto se aprende algo diferente”, finalizó el Cap. de Nav. Espinoza. Cartagena, con su patrimonio histórico y la masiva presencia naval y marítima, hace que sea uno de los puertos más visitados por el B.E. Esmeralda, registrando un total de 16 veces desde 1956”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *