GALICIA SEDUCE A LA FLOTA EUROPEA

Por las aguas de Galicia surcan cada año más de 15.000 de embarcaciones procedentes del viejo continente, de las cuales cerca de 9.000 recalan en las costas. Sin embargo, el destino final de este goteo de barcos suele estar en el Caribe o en el Mediterráneo. ¿Por qué la mayoría de estos navegantes consideran esta zona del noreste de España como una mera escala técnica? ¿Cómo cambiar la tendencia y lograr amarrar la flota, fidelizarla? Para dar respuesta a éstas y a otras preguntas se celebró en Baiona el primer congreso ‘Galicia Atlantic Destination’.

Cualquier entidad, administración o empresa interesada en el desarrollo del turismo náutico debería tomar buena nota de estas jornadas organizadas por el Monte Real Club de Yates, Turismo de Galicia, Portos de Galicia y el ayuntamiento de Baiona. El evento no se limitó a exponer las bondades de Galicia como destino y los diferentes proyectos que se están llevando a cabo en los últimos años, sino que la finalidad del mismo era la de conocer de primera mano la opinión y las necesidades de los propios navegantes europeos que se asoman por aguas gallegas.

Una veintena de representantes de clubes y asociaciones náuticas de Alemania, Francia, Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Holanda, Bélgica y Portugal -el 78% de los navegantes que cada año pasan por estas costas proceden de esos países- llegó hasta el Parador Nacional de Baiona para debatir los pros y contras que ofrecen las instalaciones náuticas de Galicia. A través de ponencias, mesas redondas y workshops el encuentro, celebrado a finales de octubre, sirvió para conocer más en profundidad a los visitantes, obteniendo una información valiosa de cara a esbozar nuevos planes de actuacón.

LOS DATOS

El presidente de Puertos de Galicia, José Juan Durán Hermida, y la directora de Promoción de la Agencia Gallega de Turismo, Carmen Pita, recordaron que Galicia cuenta con 1.659 kilómetros de costa, 72 municipios costeros, 16 rías navegables “durante todo el año” y 863 playas, así como 142 instalaciones con 15.000 puntos de atraque entre marinas, clubes, puertos y otras infraestructuras. La excelencia de estas entidades es uno de los pilares de la estrategia desde hace años, lo que ya se refleja en las estadísticas: de cada 10 instalaciones náutico deportivas con Q de Calidad en España, seis estén en esta comunidad autónoma.

El promedio de estancia de cada barco visitante es de 1,5 días, esto es, un ligero aumento respecto a los datos de ejercicios anteriores que invita a pensar que el noroeste de la península ibérica está dejando de ser un mero punto de escala para llevar a cabo reparaciones y avituallamiento. El objetivo es que dicho incremento se intensifique en las próximas campañas, ya que las administraciones son conscientes de que este turismo es “diferenciador y de calidad” y la náutica, “un factor del desarrollo económico”, como recalcó Navas Castro, directora de Turismo.

Otro dato sirve para comprobar la importancia del turismo para Puertos de Galicia: para 2018 el presupuesto para invertir en infraestructura portuaria ascenderá a 13 millones de euros, lo que supone un 90% más que el año anterior. Y es que para esta comunidad autónoma el turismo náutico es clave para convertirse en un destino de carácter internacional.

LOS PROYECTOS

Con el objetivo de desestacionalizar la zona, aumentar el flujo de barcos en tránsito, acaparar mayores cuotas de turistas extranjeros y dar a conocer los productos locales se han puesto en marcha diferentes proyectos de desarrollo. Dos de ellos, los Minicruceros costeros y Ecodestín, fueron presentados en el congreso.

Basándose en la experiencia de los fiordos noruegos, los cruceros fluviales de la parte lusa del río Duero y la Semaine du Petit Cabotage de Bretaña, Agan+ (Asociación Gallega de Actividades Náuticas) presentó los minicruceros costeros por las Rías Baixas, una de las grandes apuestas enmarcadas en la Estrategia de Turismo Galicia 2020 para potenciar los espacios y diferenciarse de la oferta del Mediterráneo. Se trata de un circuito de navegación que puede realizarse con veleros en grupo con barco-guía o, para los más inexpertos, en ferry-catamarán.

Según explicó el presidente de Agan+, Manuel Soliño, estas travesías cortas tienen una duración de entre 30 minutos y dos horas y pueden organizarse como una ruta de hasta seis días. Los minicruceros incluyen escalas para conocer el patrimonio natural y cultural así como extras como comida a bordo, alojamiento en tierra o un pack de categoría exclusiva.

Por su parte, Antonio Monteagudo, gerente de Extratexia Plus, expuso el proyecto Ecodestin, enmarcado en el Programa INTERREG V-A España-Portugal 2014-2020 y que cuenta con una inversión de dos millones de euros. El objetivo principal es el incremento de la atracción del territorio a través del fomento y desarrollo del patrimonio natural y cultural vinculado a las rías, ríos y costa de la eurorregión Galicia-Norte de Portugal. Entre las actividades desarrolladas destaca un catálogo de oferta econáutica integrando los patrimonios naturales y culturales; la elaboración de estudios de mercado, asesoramiento para la formación de la oferta o cooperación para crear nuevos productos.

CONCLUSIONES

“¿Qué conocemos de Galicia? Sabemos que es muy bonita, muy verde, y que por aquí cerca se encuentra la aldea gala de Astérix y Obélix… Y el Camino de Santiago”. Este desliz cometido por un participante a la hora de ubicar el pueblo de los irreductibles galos de René Goscinny y Albert Uderzo ilustra el trabajo que las administraciones locales tienen por delante para seguir promocionando todo el valor artístico, cultural y gastronómico de Galicia en el viejo continente.

Los participantes desgranaron lo que ellos consideran imprescindible a la hora de llegar a puerto. Además de demandar una serie de infraestructuras y servicios de calidad, con un trato profesional y cálido por parte del personal, hubo unanimidad a la hora de señalar dos problemas principales que se encuentran aquellos que barajan la opción de viajar a Galicia o incluso de establecer la base invernal de sus barcos: las dificultad de encontrar vuelos directos desde sus ciudades de origen y la escasa rotulación e información en inglés tanto en las instalaciones náuticas como en las propias localidades visitadas. “Pero tampoco queremos otro Benidorm”, bromeó un participante británico. Los clubes náuticos locales sacaron pecho al comprobar que la mayor parte de las sugerencias y peticiones que pedían los clubes náuticos europeos ya existen en sus instalaciones.

DESCUBRIENDO LAS RÍAS BAIXAS

La segunda jornada del Galicia Atlantic Destination se reservó para que los asistentes conocieran de primera mano lo que ofrecen las Rías Baixas. Desde la Marina Cabo de Cruz, en el municipio de Boiro, el grupo embarcó en un crucero rumbo a la isla de Sálvora, donde disfrutaron de una visita guiada por esta parte del Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia. Aún hubo tiempo para realizar una ruta en tren turístico por Vilanova de Arousa con parada en la Casa Museo Valle Inclán antes de regresar a Baiona. El -insólito- buen tiempo que se asomó fue el único ingrediente no previsto por los organizadores, pero ayudó notablemente a hacer del congreso un éxito. Que la veintena de participantes procedentes del invierno europeo más crudo descubriera los tesoros naturales, culturales y gastronómicos de Galicia con sol y sin nubes a finales de octubre fue una acción de márketing eficaz. La flota europea quedó seducida y ése era precisamente uno de los objetivos principales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *