Piden IP mejorar red ferroviaria en Altamira

El incremento superior al 20% anual que acumula el puerto de Altamira apremia una inversión de más de 600 millones de pesos para la expansión de patios, almacenes, instalación de equipo, tecnología para el sistema de aduanas, agilizar los procedimientos para la salida e ingreso de mercancías y otros 200 millones de pesos más para mejorar su conectividad por ferrocarril hacia el centro del país.

Esa propuesta fue planteada por el Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas a las Secretaría de Comunicaciones y Transportes y a la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante para que se contemplen recursos que apoyen el crecimiento de esta zona portuaria, que cada año moviliza más de 24 millones de toneladas de carga y tendrá un crecimiento exponencial con las inversiones que vendrán con la apertura energética.

El presidente del CIEST, Eduardo Manzur Manzur, señaló como una demanda de transportistas y agentes aduanales que la aduana altamirense cuente con nuevas tecnologías, equipamiento y que la expansión del puerto se dé al ritmo del crecimiento anual que reporta, el cual será mayor en la medida que avance la reforma en energía, con la instalación de empresas dedicadas a la importación de gasolinas.

En la reunión con Gerardo Ruiz Esparza y el titular de Puertos y Marina Mercante, Guillermo Ruiz de Teresa, los empresarios locales pidieron su intervención para que haya inversiones y ampliar, modernizar la red ferroviaria entre Tampico y San Luis Potosí, y concluir el Eje transversal Lázaro Cárdenas Altamira e impulsar el desarrollo regional.

Indicó que los funcionarios aceptaron revisar esos proyectos, con los cuales se daría un fuerte empuje económico a la región.

Redefinir curvas en la red de ferrocarril entre Tampico y San Luis, aumentar la capacidad de los túneles reduciría el tiempo de conexión entre el sur de Tamaulipas y la capital potosina, mejorándose el tiempo de traslado de la carga desde esta costa hacia el centro del país, agregó.

“No se trata de inversiones multimillonarias, sino de un gasto que no supera los 800 millones de pesos y que tendría un efecto muy positivo en la economía regional, aumentaría la generación de impuestos y propiciaría el empleo”, explicó Eduardo Manzur.

Los puertos de Tampico y especialmente el de Altamirra crecen a un ritmo superior al 20% y en este año cerrarán con más de 24 millones de toneladas de carga, mientras que el local lo hará con más de ocho millones, lo que reclama mayor inversión federal para mejorar su conectividad hacia el Bajío”, mencionó.

El dirigente empresarial lamentó que la zona sur del estado y la propia entidad reciba escasa inversión federal, cuando genera producto interno bruto superior a los 500 mil millones de pesos anuales y por ejemplo esta localidad apenas recibió 600 millones de pesos para equipamiento e infraestructura”.

OEM

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *