Pilotos de puerto deberán contar con un título oficial

La Comisión de Marina, que preside el diputado Gustavo Cárdenas Gutiérrez (MC), aprobó el dictamen a la minuta con proyecto de decreto que modifica la Ley de Navegación y Comercio Marítimo para establecer que para ser piloto de puerto se debe tener título profesional de Piloto Naval y de Capitán de Altura expedido por una escuela náutica acreditada legalmente ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

El objetivo es que dicho personal cuente con los conocimientos necesarios para asesorar al capitán del buque sobre los riesgos respecto a las embarcaciones mayores que arriben o zarpen de un puerto o zona de pilotaje, a fin de garantizar la seguridad del buque en el puerto al que entra y sale.

En la minuta que reforma el artículo 57 se considera que para realizar maniobras de entrada, salida, fondeo, enmienda, atraque o desatraque con las embarcaciones, la profesión idónea es la de Piloto Naval y Capitán de Altura.

El diputado Cárdenas Gutiérrez mencionó que la Unidad Jurídica de la Coordinación General de Puertos y la Secretaría de Marina solicitaron que el requisito para ser piloto de puerto esté establecido en la ley y no solo sea un trámite administrativo, como lo es ahora.

Piden valorar la industria naval. En otros temas, los diputados avalaron un punto de acuerdo por el que solicitan al Poder Ejecutivo federal que, de los resultados de la revisión del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018, considere incluir la actividad de la industria naval auxiliar como elemento permanente del desarrollo y la política nacional de fomento económico.

Cárdenas Gutiérrez citó que el presidente de la Comisión Especial de Puertos y Marina Mercante, el diputado Fernando Rosales Reyes, proponente del punto de acuerdo, considera oportuna su inclusión porque la actividad de la industria naval auxiliar en la economía formal tiene más de 100 años y favorece el progreso y bienestar de la sociedad.

El diputado resaltó que la industria auxiliar genera alrededor de 95 mil empleos en más de mil 700 empresas, lo que significa una derrama de trabajo y subcontratación de mano de obra a una cadena que incluye más de 57 mil empresas suministradoras.

Esta industria se encuentra en permanente integración y con amplia red de distribución de equipos e insumos; está en constantes ciclos de innovación en productos y procesos, genera desarrollo de patentes y propiedad industrial con reconocimiento internacional, aseguró.

Sin embargo, añadió, la industria naval auxiliar carece de apoyos de desarrollo de negocios y promoción que estimulen la exportación de insumos, así como esquemas atractivos financieros y de incentivos que permitan la renovación de flotas y atracción de inversiones.

El Universal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *