Puerto de LC, en proceso de Certificación en Sanidad Internacional

El Puerto de Lázaro Cárdenas está en proceso de evaluación y análisis para convertirse en el segundo recinto portuario del país que sea designado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por contar con la capacidad necesaria para atender cualquier emergencia de salud pública, además de obtener la autorización para emitir certificados de sanidad a bordo.

A través de un comunicado de prensa, así lo dieron a conocer este lunes, representantes de la Secretaría de Salud (SSA), encabezadas por el subdirector de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Emergentes, Miguel Alberto Molina Urias, quien explicó a las autoridades de la Administración Portuaria Integral (APILAC) y al titular de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), Elías Ibarra Torres, el contenido del Reglamento de Sanidad Internacional.

“Hoy estamos haciendo un ejercicio muy importante para avanzar en los procesos y que nos autoricen la emisión de certificados de sanidad a bordo, ya que será de gran impacto en beneficio del municipio y de todo el estado, lo que reforzará la declaratoria de Zona Económica Especial, que es un tema prioritario para el Gobernador Silvano Aureoles Conejo”, destacó Ibarra Torres.

En su intervención, el funcionario federal explicó que el Reglamento Sanitario Internacional establece los lineamientos para emitir certificados de sanidad a bordo en los puntos de entrada de personas y mercancías como son aeropuertos y puertos marítimos, con el objeto de prevenir la propagación internacional de enfermedades y tener la capacidad de detectar cualquier situación que ponga en riesgo la salud.

Con ello se busca definir las capacidades básicas en vigilancia y control sanitario de fronteras y modernizar las medidas rutinarias en puertos, aeropuertos y pasos fronterizos en el arribo, salida y durante los viajes.

Señalaron que para identificar una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional, se deben cumplir con ciertos criterios, como si el evento tiene repercusión grave en la salud pública, si se trata de un evento inusitado o imprevisto, si existe el riesgo de propagación internacional y si existe el riesgo de interferencia con los viajes y el comercio internacional.

Para su certificación, el Puerto debe tener capacidad de respuesta ante cualquier evento inusual de salud, desde su detección, evaluación y notificación.

Algunos de los aspectos a evaluar son los puntos de acceso al servicio médico y sanidad internacional, la atención a las y los viajeros, la inspección de los medios de transporte, el entorno saludable (agua potable, alimentos, aseo de instalaciones, eliminación de desechos), y el control de vectores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *