Industria de los cruceros continúa su recuperación

Luego de haber vivido su peor año en el 2013, la industria de los cruceros hila su cuarto año de recuperación, con la zona Golfo-Caribe como la que registra el mayor número de atraques hasta la tercera semana de noviembre de este año, el doble de lo que han captado los muelles del Pacífico.

Del 2009 al 2013, esta perdió más de dos terceras partes del volumen de pasajeros que llegó a recibir en el 2008, de acuerdo con información de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Mientras en el 2008 los 17 puertos de cruceros de la zona Pacífico captaron 1, 667 atraques y 3.1 millones de cruceristas, tres años más tarde el desplome de la región arrojaba la captación de sólo 595 barcos y 1.2 millones de pasajeros. Para el 2013 continuó descendiendo hasta recibir apenas 505 “hoteles flotantes” y apenas 960, 802 cruceristas.

El Economista entrevistó entonces a José Arturo Musi, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas para la Atención de Cruceros Turísticos, quien aseguró que el sector de los cruceros en el Pacífico atravesaba la peor crisis de su historia.

“Cabo San Lucas y Puerto Vallarta llegaron a recibir más de 500 barcos en el 2008, pero este año (2013) no van a llegar ni a 120. Nunca había ocurrido algo así. Ya son más de tres meses seguidos que no reciben barcos”, afirmó.

En ese entonces, el directivo atribuyó la debacle al alto costo de los combustibles y la inseguridad que afectaba gravemente a algunos de los puertos más importantes del país.

Camino de recuperación

La recuperación comenzó a partir del 2014. En ese año la propia Dirección de Puertos de la SCT emitió un posicionamiento de los factores que estaban permitiendo la recuperación de la industria.

El primero fue una mejor percepción de seguridad en México con respecto a lo que pasaba en el 2012 y el 2013, años en donde el turismo de cruceros del país fue golpeado por diversos hechos de inseguridad.

“Hay mejor percepción de seguridad, aunque aseguran que aún falta mucho por mejorar para estar en óptimas condiciones”, indicó.

Otro de los factores fue la depreciación del peso frente al dólar estadounidense, lo cual incentivó a los viajeros extranjeros a desembarcar en puertos mexicanos.

Y por último, la pandemia de gripe A (H1N1), cuya aparición de los primeros casos en el año 2009, afectó de manera negativa al turismo de cruceros en el país.

Panorama actual

Mazatlán, Sinaloa, llegó a recibir apenas dos cruceros durante el 2012. Al 19 de noviembre de este 2017 registra 64 cruceros atracados, con 162,822 pasajeros

Ensenada, Baja California, la terminal portuaria que se disputa junto con Majahual, Quintana Roo, el segundo mayor número de atraques a nivel nacional, pasó de 173 cruceros en el 2013 a 260 en el 2014, mientras que para el año en curos ya reporta 233 cruceros.

Acapulco exhibe una de las recuperaciones más importantes respecto del 2016, año en el que a la tercera semana del onceavo mes captó 13 cruceros, contra los 25 que presenta al mismo mes del 2017, es decir, un repunte de 92.3 por ciento.

En total, la zona Pacífico, compuesta por un total de 17 muelles de cruceros, muestra 678 atraques y 1.5 millones de pasajeros captados.

Dinamismo

La zona del Golfo-Caribe del país se compone de 11 puertos, pero apenas tres registran actividad de cruceros; sin embargo, es la que capta el mayor volumen tanto en barcos como en pasajeros.

En su conjunto, al corte del 19 de noviembre, alcanza 1,430 cruceros y 4.7 millones de pasajeros captados, lo cual representa un crecimiento anual de 37.9 y 38.6%, respectivamente.

Esta región no sufrió entre el 2012 y el 2013 el nivel desplome que se observó en el Pacífico, ya que desde hace más de 15 años Cozumel, Quintana Roo, ha mantenido un nivel de atractivo de cruceros que representa prácticamente la mitad de todos los atraques en el país.

En lo que va de este año, Cozumel reporta 1,055 cruceros, contra los 929 de igual lapso del 2016, y a poco de que concluya el 2017 ha superado ya la barrera de los 3 millones de pasajeros, con un total de 3.5 millones: los anterior significó un repunte de 13.6 y 14.6%, en ese orden.

Dicho puerto recibe 56.8% del total de cruceristas que han visitado México.

Majahual, por su parte, también registra dinamismo: 163 atraques en el 2016, frente a 262 en el 2017.

Alicia Ricalde, directora general de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo, dijo que este año Cozumel está refrendando su liderazgo mundial, al ser el puerto más visitado del mundo.

El principal factor del éxito, añadió, es su ubicación geográfica, que lo ubica como punto obligado en la zona del mundo más transitada por los cruceros que zarpan desde Galveston, Texas y recorren las islas del Caribe.

El Economista

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *