Proyectan remodelación del muelle San Miguel de Cozumel

El atracadero del muelle San Miguel, mismo que fuera inaugurado el 21 de septiembre de 2016 sin que estuviera completamente concluido y con fallas en su diseño, será remodelado y modificado en 2018.

Fuentes al interior de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo) detallaron que uno de los dos muelles de atraque no es funcional debido a que se encuentra muy cerca de la playa y pone en riesgo a las embarcaciones turísticas, por lo que será transformado en una plataforma con locales comerciales y restaurantes para hacerlo atractivo al turismo.

Buscando que esta información surgiera de una fuente oficial, se trató de hacer contacto con el director de la Apiqroo en la ínsula pero este no estuvo disponible en sus oficinas ni contestó a las llamadas telefónicas de este rotativo.

Sin embargo, las fuentes cercanas a esa dirección indicaron que el atracadero funciona a 50%, principalmente porque uno de sus muelles fue construido muy cerca de la playa. Esto hace que las embarcaciones turísticas no utilicen el primero de tres peinas y que únicamente se utilicen dos.

El informante aseguró que ya se cuentan con un proyecto que se licitará en 2018, en el que la primera banda de traque se convertirá en una gran plataforma para con instalaciones comerciales, lo que significaría que el área ociosa de esta atracadero permitirá generar ingresos.

Cuestionado sobre cuál sería el monto de esta inversión, dijo que este dato no es posible revelarlo en tanto no se concluya con los procesos de licitación, pues hacerlo significaría incurrir en irregularidades.

El 11 de febrero de 2014 el director general de la Apiqroo, Ercé Barrón Barrera, informó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) integraba a su cartera de programas y proyecto de inversión la obra denominada “Atracadero para lanchas anexo al Muelle San Miguel” de Cozumel bajo la clave 13095100003 detallado en tres peines distribuidos en dos muelles, uno de cuatro metros de ancho, y otro de seis, con 79 metros de longitud mismo que se intercomunicarían mediante un muelle auxiliar de 35.5 metros de largo por cuatro de ancho con una inversión de 14 millones de pesos, y espacio para 49 embarcaciones menores.

El primer pilote de este proyecto se colocó el 10 de julio de 2015, en un evento que fue encabezado por el entonces gobernador Roberto Borge y el coordinador general de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Guillermo Ruiz de Teresa.

Sipse

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *