Apiqroo revoca tres registros sin avances en Bacalar

Q. Roo.- La Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), inició la revocación del Registro a tres concesionarios del municipio de Bacalar que, que no están produciendo recursos.

Alicia Ricalde Magaña, directora general del Apiqroo, indicó que de la administración pasada, se han encontrado entre 10 y 12 contratos de concesionarios que fueron entregados pero sólo tres se encuentran registrados ante la Coordinación General de Puertos.

Dijo que la revocación de los contratos se lleva a cabo porque la administración pasada estuvieron como espectadores de un proyecto que nunca se llevó a cabo.

“Es probable que hayan sido entregados los permisos para desarrollar algo, pero no hay registros del proyecto y tampoco están generando recursos a la Apiqroo, aunque cuando aparentemente están registrados ante la Coordinación General”

Ricalde Magaña explicó que para que una cesión parcial de derechos tenga validez jurídica tiene que estar registrado ante la Coordinación General de Puertos, de acuerdo a la Ley de Puertos y para revocar una cesión, se hace la solicitud ante la misma coordinación explicando los motivos, ya sea falta de pago o que no se haya utilizado con los fines con el cual la pidieron.

De acuerdo con la Coordinación General de Puertos, ésta le otorgó al Apiqroo la concesión de los puertos de Cozumel, Chetumal, Juárez, Morelos e Isla Mujeres, localizados en el Estado de Quintana Roo, que incluye: el uso, aprovechamiento y explotación de los bienes del dominio público de la Federación, de 1994 y con vigencia hasta junio de 2044.

Motivo por la cual, la API en el Estado funge como administrador de las concesiones asignadas y realiza las facultades otorgadas por la Coordinación General de Puertos.

Esta semana, la Apiqroo también recuperó la concesión que se había otorgado al espacio utilizado como restaurante en el Muelle Fiscal de Chetumal; en este caso porque el encargado mantenía un adeudo mayor a los 190 mil pesos, desde el pasado mes de marzo de 2016.

 

Sipse

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *