Prevén que la SEMAR tome puerto de Altamira

0

A dos semanas de que el Gobierno Federal anunciara una nueva fase de la estrategia de seguridad para Tamaulipas, la renuncia el pasado lunes del Director de la Administración Portuaria Integral de Tampico, Jorge Rojo de la Vega detonó en una serie de rumores respecto a la remoción de más funcionarios portuarios y la inminente llegada de fuerzas federales de seguridad para garantizar las condiciones de operación de los recintos portuarios.

Y aunque funcionarios de los tres niveles de gobierno admiten no saber a detalle del plan, empresarios del sector que ya han visto de cerca este tipo de estrategias que advierten como inminentes.

El pasado 13 de mayo, el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, anunció una nueva fase de las acciones coordinadas para restablecer el bienestar, la tranquilidad de todos, de todos los tamaulipecos. La nueva fase incluía además de desarticular en su composición y operación a las organizaciones delictivas, sellar las rutas que facilitan la comisión de ilícitos y garantizar instituciones locales de seguridad suficientes, eficientes y confiables.

Dentro de la estrategia, el titular de la Secretaria de Gobernación anunció una mayor coordinación de las dependencias federales entre los diferentes órdenes de gobierno que incluía redoblar la vigilancia en puertos, aeropuertos, aduanas y cruces fronterizos así como en las principales rutas terrestres.

En la lógica de la nueva estrategia, Tamaulipas es una entidad especial debido a que es la región mejor comunicada con Estados Unidos de América con 17 cruces internacionales: 14 puentes vehiculares, 2 puentes ferroviarios y un chalán. Además, cinco recintos fiscales en la frontera y dos en los puertos de altura. Por los cruces fronterizos y puertos marítimos transita más de un tercio del comercio exterior de México, y los cinco ejes carreteros, con una longitud total de un 1 mil 885 kilómetros, interconectan a las regiones noreste, centro, litoral del golfo de México y occidente del país. Tamaulipas es el único Estado que tiene cinco aeropuertos internacionales, más de 13 mil kilómetros de carreteras y caminos y 968 kilómetros de líneas ferroviarias.

En éste particular caso, los anuncios se asemejaban a las acciones que el Gobierno Federal ha tomado en otras entidades portuarias del país, como en Manzanillo y Lázaro Cárdenas donde las fuerzas federales de seguridad han tomado el control de la seguridad y asisten a los funcionarios portuarios en la operación diaria de los puertos.

El pasado 26 de mayo, el director del Puerto de Tampico Jorge Rojo de la Vega renunció de manera irrevocable el pasado 26 de mayo, a la Dirección General de la Administración Portuaria Integral de Tampico, que había venido desempeñando desde el mes de agosto del 2013.

En un comunicado, la API Tampico señaló que la renuncia fue motivada por aspectos estrictamente personales y derivado de un problema importante de salud que recientemente le fue diagnosticado, mismo que deberá atender de manera urgente.

La renuncia de Rojo de la Vega tomó por sorpresa a los miembros del Consejo de los Puertos y avivó los rumores sobre el futuro del Puerto de Tampico.

Como encargado del despacho de la Administración Portuaria Integral de Tampico, quedó a cargo el Gerente de Administración y Finanzas, Teodoro Cantú Cantú.

Apenas unos días después, el Diputado Federal Germán Pacheco aseguró que la Secretaria de Marina Armada de México tomaría el control de los puertos.

La información fue desmentida aunque no directamente por autoridades del complejo industrial portuario de Altamira al dar a conocer una serie de actividades del Director como parte de la dinámica de operación del puerto.

Según la información difundida, en la Ciudad de México, Jorge Carlos Rodríguez Montemayor, Director del Puerto de Altamira realizó una presentación del Puerto en el Foro de Transporte y Telecomunicaciones denominado ConnectMEX, organizado por la Agencia de Comercio y Desarrollo de los Estados Unidos.

José Luis Ornelas Director de Desarrollo Económico de Tampico señaló que no hay conocimiento de que autoridades federales de seguridad como la Secretaria de Marina Armada de México, el Ejército y la Policía Federal hayan tomado el control del recinto en Tampico.

La información fue corroborada por funcionarios del Puerto quienes solicitaron el anonimato en virtud de que el encargado del despacho no estuvo disponible para hacer comentarios al respecto.

En la Secretaria de Obras Públicas del Gobierno del Estado señalaron no contar con información que valide las versiones que se han ventilado en la zona conurbada del sur del Estado en relación con la presencia de fuerzas federales de seguridad al interior de los recintos.

Por separado, algunos empresarios del sector que pidieron el anonimato que han visto de cerca la intromisión de marinos y militares en los puertos, señalan que este tipo de acciones tiene varias características en común, una vez que toman el control, la Marina se hace cargo de garantizar la seguridad portuaria y de sus operaciones así como de funcionarios públicos que laboran en el puerto; el Ejército Mexicano a su vez, proporciona la vigilancia con patrullajes y revisiones en las zonas periféricas del puerto, mientras que la Policía Federal apoya a la Marina y a la SEDENA en la vigilancia de los accesos a los recintos además de que se responsabiliza de los tramos carreteros que conectan a los puertos. Por su parte, la Procuraduría General de la República intensifica revisiones de rutina dentro y fuera del puerto en el marco de las indagatorias que lleva a cabo.

En efecto, los funcionarios de los puertos aseguran que en la operación y administración de los recintos, no ha cambiado nada, al menos hasta el día de ayer.

La nueva instancia de vigilancia de coordina con el resto de las autoridades cuando hay un operativo conjunto.

Conexión Total

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.