Canal de Panamá pone a prueba competitividad de puertos mexicanos

0

La competitividad en el transporte de contenedores por vía marítima se puede ver debilitada en México debido a la expansión del Canal de Panamá, de acuerdo con un estudio publicado por el Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac), que expone además los desafíos que el país tendrá que afrontar en este mercado a escala internacional y las potenciales necesidades a las que se enfrentan las infraestructuras portuarias mexicanas.

El documento titulado La ampliación del Canal de Panamá: un reto para la competitividad de los puertos mexicanos, compara las características físicas de los puertos, tanto de la Costa Atlántica, como la Costa Pacífica, con el calado y eslora de los buques portacontenedores, así como la evolución futura de los mismos.

En este sentido, el tamaño progresivo de la capacidad de los buques y la ampliación del Canal de Panamá obliga a los puertos mexicanos a iniciar un proceso de adaptación que garantice su competitividad y que debe ser planificado y coordinado por las autoridades del país.

“Los principales puertos mexicanos (…) deben adaptarse a las nuevas condiciones del mercado. Además y en línea con la política portuaria establecida habría que acometer un análisis detallado de los factores y de los procesos de manipulación de mercancías con el objetivo de evitar procesos administrativos innecesarios y mejora de los tiempos de manipulación para obtener un aumento de la reducción del patio y, consecuentemente, un incremento de la productividad”, establece el documento.

Asimismo, el estudio elaborado por Aday Hernández y Rodolfo Ramírez-Navarro, resalta la importancia de que exista una planificación estratégica previa que analice, no sólo las características físicas, sino también el resto de factores de la competitividad portuaria.

En términos del transporte de mercancías, continúa, el calado de los barcos revela que los puertos mexicanos no operan con buques de última generación, pudiendo quedarse fuera del mercado con la aparición de barcos modernos.

Esto implica que la competitividad y las características físicas de los puertos son fundamentales en la atracción de tráficos por lo que la adaptación y mejora de la productividad y la eficiencia son esenciales en este proceso.

En este sentido, la ampliación del Canal de Panamá para que puedan ser usadas por buques de mayor calado limita la competitividad internacional de los puertos mexicanos, especialmente aquellos de menor calado, tales como Veracruz y Altamira, donde los buques más modernos no podrían operar en plena capacidad. Además, establece que el único puerto mexicano que puede hacer frente a la nueva estructura de mercado, dadas sus características, es Lázaro Cárdenas.

A pesar del crecimiento en el movimiento de TEU en México, los puertos de Veracruz y Altamira presentan un crecimiento inferior lo que podría venir explicado, al menos en parte, por las limitaciones físicas mencionadas.

Es, por ello, que las implicaciones sobre la política portuaria están directamente relacionadas con la posibilidad de estudiar la ampliación de las infraestructuras portuarias que permitan atender los nuevos tráficos, especialmente en la Costa Atlántica donde no existen rutas directas desde los principales puertos mexicanos con el Canal de Panamá.

El objetivo del estudio es descriptivo enfatizando las necesidades futuras que en términos de infraestructuras y actualización de las mismas tienen los principales puertos mexicanos. En esta línea se observa que el calado de algunos de ellos es insuficiente para atender las necesidades de los barcos más avanzados y de mayor eslora.

En esta misma línea habría que desarrollar un Programa Estratégico a nivel del conjunto de puertos para crear sinergias y evitar excesos de capacidad en el sistema portuario mexicano, reveló el estudio.

Con información de T21

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.