Submarinos del Cinvestav podrían inspeccionar poliductos de Pemex

0

Los prototipos de submarinos creados por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) podrían servir para inspeccionar los poliductos de Pemex, aseguró el investigador Iván González Hernández.

El miembro del Cinvestav dijo en una entrevista que también podrían utilizarse para supervisar los arrecifes, para delimitar los lugares a dónde deben llegar los barcos en las costas del país y con ello resguardar las zonas de riqueza ambiental.

Durante un recorrido por la exposición “Drones, submarinos y exoesqueletos. Unión franco mexicana en el Cinvestav”, en la estación La Raza de la Línea 5 del Metro de la ciudad de México, González Hernández explicó que los submarinos alcanzan una profundidad de 100 metros.

Dijo que con los prototipos que se muestra en la exposición, aunque cuentan con cámaras especiales para escanear el fondo marino y los poliductos de Pemex, se trabaja para que sean más herméticos.

En tanto, apuntó, hay otro modelo de submarino en la exposición que alcanza los 50 metros de profundidad.

Respecto a los drones, aviones y cuadromotores, también desarrollados por el Cinvestav, señaló que se trabaja para hacerlos más livianos y con materiales que reduzcan su costo.

Detalló que los equipos se construyen con unicel para que tengan un peso ligero y cuentan con instrumentación básica, “como una central inercial que les dice la ubicación del espacio para que sepan cómo maniobrar”.

Además de una estructura, las alas, las hélices, un determinado rotor e instrumentación adecuada para poderlos pilotar en modo automático o de forma manual, según las necesidades que se tengan, comentó.

Respecto a los exoesqueletos, el también investigador del Cinvestav, Jesús Ricardo López Gutiérrez, señaló que la exposición muestra dos prototipos.

“Uno de ellos es el primero que se elaboró en el laboratorio que es para rodilla y tobillo y está planeado para hacer rutinas de rehabilitación”, dijo.

Mientras que el otro se enfoca a la bípeda estación, es decir, ayuda a que una persona con discapacidad motriz se ponga en pie, pueda caminar y en un futuro también suba las escaleras, señaló en entrevista por separado.

Explicó que este exoesqueleto combina el funcionamiento de músculos neumáticos, que proporcionan la fuerza que se requiere para sostener a una persona y motores eléctricos, los cuales tienen alta precisión para dar pasos más seguros.

Además tiene un micro controlador que lleva la programación que hará entender al robot lo que quiere hacer el humano. “Esta parte es la más difícil de los exoesqueletos, cómo darle a entender al robot lo que el humano quiere y que éste responda”, añadió.

La idea de los científicos del Cinvestav es hacer más accesibles los exoesqueletos a las personas que sufrieron alguna lesión o que por nacimiento tienen alguna atrofia muscular, para que puedan caminar y lleven una vida más normal.

Para ello, dijo, en el laboratorio se trabaja para hacer prototipos más económicos que beneficien a más personas.

De acuerdo con los investigadores, el propósito de esta exposición es dar a conocer a los usuarios del Metro y a la población en general que en México existe el recurso y las personas con el conocimiento para crear prototipos de drones, aviones y submarinos de primer mundo.

A su vez, invitaron a los capitalinos y turistas a visitar esta muestra que se exhibirá hasta el 30 de septiembre y conocer parte de las investigaciones que lleva a cabo el Cinvestav.

NTX

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.