ACS y OHL se disputan en Filipinas cinco aeropuertos de 2.000 millones

0

ACS y OHL son dos de las empresas que aspiran a la ampliación, operación y mantenimiento durante 30 años de cinco aeropuertos regionales en Filipinas, con una inversión conjunta de 108,2 millones de pesos filipinos (unos 2.000 millones de euros al cambio actual). En total, hay cinco consorcios precalificados para participar en el desarrollo de estas infraestructuras que se enmarcan en el programa de asociación público-privada del país.

ACS forma parte, a través de su filial australiana Leighton Contractors, en tres de los cinco consorcios que se disputan el contrato. Por un lado, figura junto con las constructoras Hankin Heavy y DDT, Filinvest Development Corporation, Japan Airport Terminal y las ingenierías Meinhardt Philippines, Azusa Sekkei y Benoy.

El grupo que preside Florentino Pérez participa también en un consorcio junto con Halla Corporation, Kumbo Industrial, la coreana Hyundai Development Company y Muhibbah, así como Citra Metro Manila Tollways, Incheon International Airport Corporation y, como diseñadores, Heerima y Keunjeon. Leighton tiene una tercera opción en alianza con la constructora turca TAV Construction, la ingeniería ADP y Aeroports de Paris.

Por su parte, OHL juega sus bazas junto con la francesa Vinci en un consorcio en el que también participa la ingeniería pública española Ineco. Completan la oferta Hedcor Sibulan, Therma South, las compañías de Hong Kong Ove Arup & Partners y Buro Happold International, ANA-Aeropuertos de Portugal, Airbiz Aviation Strategies, Ramboll y Meinhardt Philippines.

El quinto consorcio no cuenta con ninguna constructora española, pero sí con la ingeniería Typsa, que comparte oferta con Ove Arup y Aecom Asia. La construcción corre a cargo de GMR Airport Developers y Megawide Construction. Delhi International Airport y GMR Hyderabad International Airport lideran el grupo.

20 millones de pasajeros

Dentro de este proyecto, el aeropuerto de Davao es el que cuenta con un mayor presupuesto, de 40,57 millones de pesos filipinos (77,6 millones de euros). Le sigue el de Iloilo, con 30,40 millones de pesos (58,1 millones de euros) y el de Bacolod-Silay, con 20,26 millones de pesos (38,7 millones de euros). Por su parte, el aeródromo de Laguindingan suma 14,62 millones de pesos (27,9 millones de euros) y el de New Bohol 2,34 millones (0,5 millones de euros). Tras las obras, los cinco aeropuertos tendrán una capacidad superior a los 20 millones de pasajeros.

Las autoridades del país prevén que la apertura de las ofertas se celebrará en enero de 2016. La adjudicación se realizará, previsiblemente, en febrero.

Agencias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.