Arriba a Santiago de Cuba Buque Escuela Simón Bolívar de la Armada Venezolana

0

SANTIAGO DE CUBA.—El Buque Escuela Simón Bolívar, de la Armada Bolivariana de Venezuela, arribó en la mañana de ayer a esta ciudad, tras cinco días de navegación desde el puerto de La Guaira, donde por la importancia del periplo que lo llevará a Europa, fue despedido por el presidente de esa hermana nación Nicolás Maduro Moros.

Como parte de la ceremonia de bienvenida, a la entrada a la bahía santiaguera fueron disparadas 21 salvas en saludo del navío visitante a la nación cubana, las cuales fueron reciprocadas desde la Fortaleza del Castillo del Morro, por una batería de la Escuela Interarmas de las FAR Mayor General José Maceo, Orden Antonio Maceo.

Tras el atraque de la vistosa nave con los marinos en puestos de maniobra, la tripulación encabezada por su comandante, capitán de navío Alfonso de Gregorio Meléndez, fue recibida por el coronel Juan Pedro Beckles Ferry, jefe del Estado Mayor de la Región Militar, mientras que por la Embajada de Venezuela en Cuba acudió el general de división Pedro Manuel Quiaro.

Durante su estancia los visitantes rendirán homenaje al Héroe Nacional José Martí en el mausoleo que guarda sus restos, sostendrán un encuentro con autoridades santiagueras, visitarán el antiguo cuartel Moncada y la Plaza de la Revolución Mayor General Antonio Maceo, mien­tras que en Birán (Holguín) conocerán la casa de la familia Castro Ruz.

Dedicada a la capacitación de los cadetes, co­mo futuros oficiales de la Armada en la práctica del arte de la navegación, la embarcación de 82,4 metros de eslora y 10,6 de manga, podrá ser visitada por los santiagueros el próximo sá­bado, en la terminal de cruceros del Puerto Guiller­món Moncada.

Su partida está fijada para el domingo, en la continuación del viaje denominado Crucero de instrucción al exterior Europa-2016, que con 131 cadetes, incluyendo esta vez invitados de Re­pública Dominicana, Uruguay, Bolivia y Bra­sil, prevé escalas en Canadá, Bélgica, Por­tugal, Francia, España y Guadalupe, antes del retorno a Venezuela.

En sus viajes anuales de instrucción, el bu­que, que ostenta con orgullo la Réplica de la Espada del Libertador, Simón Bolívar, es también considerado un permanente mensajero de buena voluntad de la República Bolivariana de Venezuela en los puertos que visita, de ahí que haya sido bautizado como “El Embajador sin Fronteras”.

Granma

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.