La reforma del puerto de Ibiza podría desbloquearse “en las próximas semanas”

Puerto-de-Ibiza

La nueva estación marítima de Formentera o el aparcamiento subterráneo para 600 coches previsto bajo el actual muelle de pescadores no se pueden seguir tramitando sin una nueva delimitación de los espacios de uso portuario (DEUP), un documento cuyo trámite el presidente de Puertos del Estado, Josep Llorca, ha anunciado esta mañana en los andenes que está “muy adelantado”, tanto que confía que el Ministerio de Fomento emita la orden ministerial que da por bueno el documento.

Llorca ha detallado que la zona donde están previstas estas inversiones es de uso pesquero y hay que cambiarlos a usos comerciales a través de DEUP que empezó a tramitarse a finales del año pasado. Esto afecta tanto a la nueva terminal como a los aparcamientos, que estarán bajo el edificio.

El presidente de Puertos del Estado ha recorrido el puerto viejo de Ibiza para examinar las obras actualmente en curso en la zona del Martillo, que promueve la APB, y la dársena de Levante, a cargo de la concesionaria de la marina de superyates Sovren. Llorca anunció que ambas obras se pararán a finales de mayo, incluso si no se ha podido terminar el trabajo, para retomarlas después de la temporada. En cualquier caso, desde el gestor portuario aseveraron que se respetará la ordenanza municipal de Vila que ordena paralizar cualquier trabajo en las zonas turísticas de la ciudad a pesar de que las actuaciones en puertos y aeropuertos están exentos de su cumplimiento.

El máximo responsable de la red de Puertos del Estado se mostró partidiario de la “concertación” con las autoridades urbanísticas locales y también la defendió para los planes especiales que regularán los usos y actividades en las nuevas estaciones marítimas del puerto. Preguntado por la preocupación de los comerciantes de Vila por la posible competencia de los nuevos negocios que se instalen en zona portuaria, se ha mostrado “personalmente en contra de cualquier restricción del mercado”, aunque ha insistido en que Puertos se pondrá de acuerdo con el Ayuntamiento para fijar los usos comerciales.

Sin impacto de los cruceros

El presidente de Puertos, en calidad de ingeniero de caminos, descartó que los barcos cada vez mayores que recibe el puerto de es Botafoc hayan tenido parte de responsabilidad en la fuerte erosión del barranco de Baix sa Penya, que amenaza los cimientos del baluarte de Santa Llúcia y la Casa Broner, y que ha motivado la intervención de emergencia de la Demarcación de Costas. “No hay ninguna relación directa”, ha insistido Llorca, “ni ningún estudio técnico” que avale que las obras del dique han tenido que ver con ello.

En cuanto a la ampliación de las concesiones en la zona portuaria de Vila, fuentes de la APB comentaron que está previsto resolver a lo largo de este año la de Marina Botafoch, el mismo plazo que su presidente, Gual de Torrella, dio para para aclarar el futuro del Club Náutico Ibiza.

Diario Ibiza

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *