Navieras siguen eligiendo otros puertos de Panamá

A pesar de que Panamá se vende a nivel internacional como un ‘hub’ logístico, aún presenta algunas problemáticas en sus operaciones.

Pérdidas por aproximadamente 350 mil dólares mensuales registran los transportistas de carga, debido a la restricción de transitar seis horas diarias por el puente Centenario, lo que genera la pérdida de sus clientes las navieras, según un estudio que se adelanta del sector.

“Las restricciones le están costando al país millones de dólares en pérdidas porque la carga que se saca de puertos como Panamá International Terminal (PSA) no puede transitar de 5:00 a.m. a 8:00 a.m. y de 3:30 p.m. hasta las 6:00 p.m.”, dijo Antonio García Prieto, presidente de la comisión de transporte del Consejo Empresarial Logístico (Coel).

“Hay muchos inconvenientes con los vehículos particulares que van al oeste y, además, no se puede utilizar el puente de las Américas aunado a las restricciones por el Centenario, lo que representa pérdidas a todas luces”, dijo.

Estos inconvenientes que aún no han sido resueltos por las autoridades, tomando en cuenta que Panamá se vende como un hub logístico, ha dado como resultado que empresas navieras hayan decidido no hacer trasiego por carretera en Panamá y algunas establecer su centro logístico en otros puertos de la región.

Hamburg Sud, que operaba en el puerto de PSA en Panamá, decidió establecer su centro de transbordo en Cartagena. Mientras que Seaboard ya no hace trasiego de carga de transbordo por carretera en Panamá, según fuentes de la industria.

Julio Solís, presidente de la Asociación de Transportistas de Carga de Panamá, indicó que las pérdidas son de tiempo, conexión y servicio.

“Acaba de cerrar sus operaciones de trasiego de contenedores por carretera la naviera Seaboard por problemas de conectividad, ya que no le permiten trabajar adecuadamente y eso es lo que se va a ir registrando si no se resuelve este problema”, dijo.

Seaboard enviaba contenedores por carretera al sector atlántico, donde los embarcaban en otro buque.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *