El puerto de Santa Cruz de Tenerife se posiciona como centro de distribución a Europa Central

0

El puerto de Santa Cruz de Tenerife, bajo su objetivo de expansión comercial en Europa, ha comenzado a dar los primeros pasos de un novedoso proyecto con el puerto belga de Zeebrugge-Brujas, cuya materialización supondría el desarrollo de un nicho de negocio con beneficios mutuos para ambas instalaciones. En líneas generales, dicho proyecto haría de Tenerife y su puerto capitalino un centro de distribución directo de mercancías sin necesidad de almacenaje intermedio con esta zona de Europa, contando con el puerto belga de Zeebrugge-Brujas, en la costa europea del Mar del Norte, como centro de recepción de la misma para su posterior distribución multimodal por todo el continente.

Supondría pues un nuevo avance y aprovechamiento de nuestra situación intercontinental de los que llegarían las mercancías a redistribuir una vez adaptadas en nuestra isla a la normativa y estándares europeos y consolidarlas, lo que le otorgaría un mayor valor añadido reduciendo, por otro lado, tiempo y costes de transporte.

Con el objetivo de avanzar en dicha iniciativa, el presidente de la Autoridad Portuaria provincial, Pedro Rodríguez Zaragoza, ha recibido la visita de su homólogo en el puerto belga, Joachim Coens, con quien ya ha mantenido diversos contactos gracias la asistencia de Puertos de Tenerife a diferentes ferias de logística como la reciente Intermodal de Sudamérica, en Sao Paulo.

Aprovechamientos

La fructificación de dicho proyecto supondría la creación de una sinergia con beneficios mutuos para ambas instalaciones, potenciando por un lado el peso del puerto belga como hub en el norte de Europa y, por otro, haciéndonos partícipes de la experiencia de una instalación que ya ha implantado parte de las infraestructuras necesarias para el suministro de gas natural a buques mercantes, tendencia esta que se encuentra en la agenda de las grandes instalaciones portuarias internacionales. La ciudad de Zeebrugge, enclavada en la costa sudoeste del Mar del Norte, es un cruce de caminos entre Gran Bretaña y el centro de Europa. Es el principal puerto pesquero del país y una terminal de ferrys de gran importancia gracias a sus conexiones regulares con Gran Bretaña. A través de Zeebrugge se lleva a cabo buena parte de la actividad comercial belga. Por el puerto, el segundo después del de Ostende, transitan al año más de 40 millones de toneladas de mercancías.

Diario de Avisos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.