Retos y oportunidades del proyecto Corredor Transístmico

0

Petróleos Mexicanos (PEMEX) anunció el pasado viernes 6 de junio el inicio de operaciones del poliducto del Corredor Transístmico que va de Pajaritos, Veracruz, a Salina Cruz, Oaxaca, el cual conectará el Golfo de México con el Pacífico, permitiendo un transporte de combustibles “más barato, limpio y seguro”, de acuerdo a lo declarado por el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin.
Pero la instalación de gasoductos es solamente una parte del también denominado “Proyecto Logístico del Istmo de Tehuantepec” el cual incluye además de gasoductos, cinco parques industriales (en una extensión promedio de 400 hectáreas), la instalación de una segunda vía para el ferrocarril y se mejoren las condiciones de las autopistas aledañas para el tráfico de mercancías diversas, “con ello se lograría competir con el Canal de Panamá, representando una oportunidad de abaratar costos frente al incremento en los precios de combustibles, que representan hasta 60% de los gastos de operación para una empresa marítima el tener que trasladarse hasta el canal” asegura Ovidio Noval, director de la Administración Portuaria Integral (API) Coatzacoalcos, Veracruz.

Inversión multimillonaria

Existe la estimación que la inversión para este proyecto que ofrecerá alternativas al comercio mundial se cifra en 40 mil millones de dólares, inversión tanto pública como privada, nacional y extranjera en los próximos 10 años.
En los hechos, se destaca la inversión anunciada por Pemex en el mes de abril de 2014 es de 1,400 millones de dólares “para la construcción de infraestructura petrolera en el corredor del Istmo de Tehuantepec, para el transporte de combustibles del golfo de México al Pacífico” de acuerdo publicado por la paraestatal las licitaciones iniciaron este mes y la fecha de operación comercial de este plan se prevé para el primer semestre de 2017. Su objetivo es exportar a Asia.
Asimismo, en febrero de este año la Comisión para el Desarrollo Integral de la Región Sur Sureste de México, integrada por gobernadores de Veracruz, Yucatán, Chiapas, Campeche, Oaxaca y Tabasco, acordó invertir 500 millones de pesos “para impulsar el proyecto Transístmico del Istmo de Tehuantepec como primer eje de desarrollo económico”.
Al margen de esto, de acuerdo con el último informe del Gobierno de Oaxaca, “en el Istmo de Tehuantepec se han invertido mil 643 millones de pesos, repartidos entre los 41 municipios de la región, bajo un esquema de planeación focalizada, atendiendo las prioridades para abatir los rezagos históricos que muestran los indicadores, con la intención de sentar las bases para detonar el desarrollo productivo del Istmo”.

Beneficios regionales

De acuerdo a una entrevista realizada por el periodista Hiram Moreno, publicada en 2011, con quien fuera el director general de la Administración Portuaria Integral (API) de Salina Cruz, Reyes Isidro Estrada Venegas, se afirma que este proyecto tendría un impacto positivo en 37 mil 660 kilómetros cuadrados de 64 municipios de Oaxaca y Veracruz.
Por su parte, el actual director de la API de Salina Cruz, Ángel Pérez Cantú, informó que actualmente, 90% de las operaciones que se realizan en Salina Cruz está vinculado a la industria petrolera y el resto a granel mineral y productos relacionados con los parques eólicos, pero hay intensiones de ir más allá, hecho que es evidente tras las reuniones de la Comisión Mixta para la Promoción Estatal de las Exportaciones (COMPEEX), mediante las cuales se intenta complementar con el servicio de carga de mercancías oaxaqueñas para una dinámica integral de exportación.
Ovidio Noval, director de la API de Coatzacoalcos, ha asegurado que el corredor ofrecerá alternativas para el comercio mundial entre los usuarios del canal de Panamá, frente al incremento en los precios de combustibles, que representan hasta 60% de los gastos de operación para una empresa marítima, porque se acortará la distancia interoceánica.
Cabe destacar que este proyecto no se incluyó al inicio en el Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones del gobierno federal, pero luego de la visita del presidente Enrique Peña a China, les ha permitido tener los reflectores nuevamente. Los empresarios chinos están interesados en invertir en el sector portuario mexicano.
Aunado a eso el director del Centro SCT en Oaxaca, Rafael Navarrete Quezada, asegura que este corredor permitirá desarrollar centros industriales que incrementen el valor de la mercancía; el desarrollo de empleo; la inversión y la exportación vía el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos (TLC) “Si aumenta 30 por ciento el paso de mercancías en ese momento, de acuerdo con la estructura del TLC, los productos también podrían entrar en 12 tratados internacionales que abarcan a 44 países”.

Retos y complicaciones

De acuerdo a diversos actores entre los principales retos del “Proyecto Logístico del Istmo de Tehuantepec”, se encuentra el retraso en la infraestructura carretera Oaxaca-Istmo, Oaxaca- Huatulco, así como la necesidad del mejoramiento de 306 kilómetros de vías férreas, de los cuales 200 están concesionados al Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT), y 105 kilómetros están concesionados a Ferrosur.
Lo que no se ha revelado es el impacto ambiental que este magno proyecto traería para las comunidades en el Istmo, además del señalamiento hecho por los empresarios del Istmo, agremiados a la Coparmex-Istmo, Canacintra, Sociedad Coordinadora Empresarial de Ciudad Ixtepec, Canaco- Servytur- Matías Romero y Decide.

“El sector empresarial no aguanta más bloqueos, ni la grave inseguridad, las invasiones a propiedad privada y federal. Por lo que es urgente buscar mecanismos de solución a esta problemática social, que en el Istmo es una lacerante realidad que se mueve con total impunidad”.

Los empresarios chinos están interesados en invertir en el sector portuario mexicano tras, la visita del presidente Enrique Peña a China

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.