Volaris desarrolla estrategia sustentable

0

Volaris se ha convertido en la primera aerolínea del país en firmar un convenio con la Plataforma Mexicana de Carbono (MéxiCo2), a fin de impulsar la compra de bonos de carbono con ayuda de los usuarios, y así reducir la emisión contaminante.

Enrique Beltranena, director general de la firma de viajes, explicó que a través de la página de Internet, y mientras se informa para comprar un boleto, el cliente tendrá la opción de adquirir un bono por un mínimo de 22 pesos. Además, “los recursos serán destinados a proyectos de carácter ecológico”, argumentó.

Este tipo de iniciativas están ingresando apenas al mercado mexicano, mientras que en países de Europa y Latinoamérica ya es una práctica común.

Perú, pionero 
en la materia

LAN Perú es la primera aerolínea de todo el continente, y una de las pioneras en el mundo, en adquirir bonos certificados de secuestro de carbono de un proyecto de reforestación con especies nativas del bosque amazónico de dicho país.

Autoridades de la empresa refirieron que en el 2012, LAN Perú neutralizó 100% de las emisiones de carbono, equivalentes a 7,000 toneladas de dióxido de Carbono.

Por lo anterior, la aerolínea se propuso que en el 2020 realizará la misma actividad en todos los países de Sudamérica donde opera.

Por ley, desde el 2012

Del otro lado del Atlántico, la situación es otra. Tras el ingreso de la industria aeronáutica en el Esquema de Comercio de Emisiones de la Unión Europea, todas las compañías aéreas con vuelos desde y hacia Europa tuvieron que comprar bonos de carbono para compensar sus emisiones a partir del 1 de enero del 2012.

Dicha situación causó polémica a nivel mundial, debido a que se argumentaba la pérdida de puestos laborales por el aumento de los costos que esta medida implicaba.

Por su parte, China, Rusia y Estados Unidos tomaron cartas en el asunto. Éste último buscaba la restricción de tráfico aéreo europeo en el espacio estadounidense.

Expectativas

Afortunadamente, la iniciativa en México se está recibiendo de buena manera, los usuarios de Volaris ya tienen experiencia en cuanto a la aportación de recursos con fines ecológicos. Por ejemplo, en el 2014, “tuvimos un programa similar en la Sierra Madre de Querétaro, donde se aportaron más de 900,000 pesos por parte de un aproximado de 30,000 clientes”, expresó Beltranena.

Cabe mencionar que la aerolínea ha invertido 125 millones de pesos en programas ecológicos, y más de 150 millones en el rubro de tecnología.

El Economista

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.