El astillero del puerto de Málaga supera hasta septiembre toda la actividad de 2014

0

La actividad en torno al astillero del Puerto de Málaga ha alcanzado una de sus cotas máximas entre finales de septiembre y principios de octubre, cuando se han llegado a congregar hasta cinco buques por diversas causas. Tanto es así que el recinto, especializado en reparaciones de alta tecnología, llegó a superar el mes pasado el acumulado de toda la actividad de 2014. Y aún faltan tres meses para cerrar el año, con varios encargos en negociación que podrían dar sus frutos en breve.

El presidente de la entidad, Mario López, reconoce que están siguiendo el modelo de negocio que más les interesa, con reparaciones de corta duración muy consecutivas, de manera que el personal se mantiene activo; y con una importante actividad asociada en el recinto portuario. Cada encargo de reparación y mantenimiento se mantiene un promedio de siete a ocho días en el interior del dique flotante: «Queremos muchas reparaciones estándar de este tipo, que generan un gran movimiento», afirma.

La pasada semana, los esfuerzos se centraron en la reparación del ‘RBD Dalmatia’, un carguero de 130 metros de eslora y 21 de manga, que es uno de los más grandes que se ha varado en la historia del taller malagueño. Mientras, esperaba amarrado el ‘Sehnaz Ka’, un carguero que hasta ahora era turco, de 125 metros de eslora y 19 de manga, que ha sido adquirido recientemente por la naviera nacional Transportes Marítimos Alcudia. Esta lo va a abanderar de nuevo (en España); va a renovar los certificados y va a realizar una puesta a punto general.

Además, durante el último fin de semana de septiembre se acometió una reparación de emergencia en el ‘Amsterdijk’, por daños en un tanque de lastre durante la operación de descarga. Gracias a esta intervención, éste pudo seguir su ruta hacia el siguiente destino sin demora.

Segundo dique flotante

El 4 de octubre se espera la entrada del navío alemán ‘Rama’, que permanecerá en el dique flotante durante una semana para una reparación general. Entre los últimos encargos destaca también el ‘Luz de Mar’, que es el cuarto barco de Salvamento Marítimo atendido en dos años en el astillero malagueño. López adelanta que están muy avanzadas las negociaciones con navieras para que al menos otros dos buques se sometan a arreglos antes de finales de diciembre.

La alta demanda y el éxito de este modelo de negocio, basado en las reparaciones de alta tecnología de grandes mercantes, ha obligado a buscar nuevos espacios para trabajar dentro del recinto portuario. La compañía y la Autoridad Portuaria están trabajando en la posibilidad de generar nuevas inversiones, y se negocia la posibilidad de incorporar un segundo dique flotante en la zona del muelle de Heredia.

La idea se ve con buenos ojos en la Autoridad Portuaria. Fuentes de la institución reconocieron el interés por aumentar la capacidad productiva de la factoría. «Vamos a trabajar para incorporar un segundo dique flotante y consolidar a Málaga como centro de reparación para buques de hasta 180 metros de eslora. Vamos a dar todas las facilidades para que se pueda concesionar la lámina de agua», añadieron.

Diario Sur

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.