El Puerto de Cartagena mantiene su crecimiento a pesar de que recibe menos gas natural y fueloil

0

Mientras el buque griego ‘Sirios Cement II’ descargaba ayer cemento en el muelle Príncipe Felipe de Escombreras, el ‘Maersk Borneo’, de Singapur, y el ‘Chemitran Riga’, de Liberia, desembarcaban gasoleo en la dársena de Bastarreche. Muy cerca de ellos, en el mismo pantalán, el ‘Sti Yorkville’, de Islas Marshall (en el Pacífico norte), dejaba Nafta. Al mismo tiempo, frente a la Algameca esperaban su entrada a puerto otros seis buques, ente ellos, el ‘Ikaria Island’, de Panamá, cargado de trigo, y el ‘Ridgebury John Zipser’, también de las Marshall, con crudo. Ese es un ejemplo del frenético trasiego de cargueros que hay cada día en el puerto de Cartagena, una señal del crecimiento que ha experimentado en los últimos años. El ascenso se mantuvo en 2015, aunque atenuado por las caídas en picado de las exportaciones de gas natural y de fueloil

La Autoridad Portuaria de Cartagena continuó el pasado año con el imparable incremento de exportación e importación de mercancías, que le ha llevado en el último lustro a ser uno de los puertos más importantes del Mediterráneo español en graneles líquidos, movimiento de contenedores y ganado, y en la llegada de turistas de cruceros.

Aunque no al ritmo de los dos años anteriores, que subió casi un 10%, en 2015 sus números se incrementaron un 0,49%. Se trata de un porcentaje muy alejado de otros ejercicios debido a la pérdida de casi tres millones de toneladas de gas natural y un millón de fueloil, según los datos aportados por el organismo portuario.

A pesar de que el crecimiento a finales de año no ha sido el esperado por parte de la dirección del Puerto, hubo marcas históricas en casi todos los géneros que movió. La logró en graneles sólidos, en mercancías generales, en pasajeros de cruceros, en contenedores y, sobre todo, en cabezas de ganado, donde subió un 45%.

Productos químicos

En el primer semestre del año pasado, el puerto se convirtió en uno de los principales del sureste español por el incremento en el movimiento de mercancías. Entre ellas, las más importantes fueron los contenedores debido al incremento de la descarga de abonos, productos químicos (sobre todo carga de sulfatos) y a la carga de materiales de construcción, de vino y de zumos unificados (en lotes). En 2015 movió 92.000 unidades, que representa un incremento de 3,40% sobre el año 2014.

A pesar de la bajada en la exportación e importación de graneles líquidos (petróleo, gas natural licuado, gasolina, químicos y alimentos líquidos, entre otros), en un 0,71%, el puerto de Cartagena sigue siendo el más importante de España en este sector, ya que de los 32,6 millones de toneladas del pasado año, 25,8 fueron de ese tipo, gracias, principalmente, a la llegada de petróleo de la refinería de Repsol.

Que haya alcanzado esas cifras y ese estatus se debe a diferentes causas, entre ellas, a la estrategia de bajada general de tarifas para los distintos operadores. Se calcula que el ahorro que puede suponer a una empresa trabajar a través de los muelles cartageneros alcanza entre el 20% y el 30%, con respecto a otros.

Japón deja de comprar

El descenso del gas natural y del fueloil se debe a que durante el año pasado «prácticamente no se realizó ninguna recarga de buque de gas natural a diferencia de lo que se produjo a lo largo del año 2014. Y es que la demanda de nuestro principal cliente, Japón, ha descendido en picado desde que reabrió sus centrales nucleares», explicó a este diario el jefe del Área de Explotación de la Autoridad Portuaria, Fermín Rol

La bajada del fueloil, un producto que se usa como combustible para plantas de energía eléctrica, calderas y hornos, se debió principalmente al descenso de la demanda nacional de este producto, por el exceso de oferta.

Cabe destacar que a pesar de este descenso significativo del tráfico de gas natural y del fuel en tres millones de toneladas, el tráfico total de los graneles líquidos del puerto se mantuvo en los niveles del año 2014. Por contra el resto sube, según Fermín Rol, debido principalmente a la incorporación de nuevos tráficos, en línea con la política de la Autoridad Portuaria de Cartagena de diversificar los mismos.

Que se mantenga el crecimiento, aunque sea en un menor porcentaje se debe, según el presidente de este organismo, Antonio Sevilla, «a la política seguida de aplicar las tasas más bajas del sistema portuario español, además de tener unos eficientes servicios de estiba».

Así, al igual que sucede con los contenedores, se encuentra encuadrado dentro de los diez principales puertos en el tráfico de pasajeros, lo que le ha convertido en el principal destino del sureste español también en ese segmento de negocio.

Además, si se tienen en cuenta aquellos lugares que son puertos base de cruceros, tales como Barcelona, Santa Cruz de Tenerife, Palma de Mallorca, Málaga y Valencia, el de Cartagena se sitúa en una posición más que privilegiada dentro de los llamados de tránsito, ya que es de los principales destinos nacionales, apuntó Rol.

Turistas de cruceros

El número de pasajeros llegados en cruceros en 2014 alcanzó los 138.000, una cifra superada el pasado al alcanzar los 151.195 (un 9,57% más). La tendencia para este año es inmejorable, ya que el Puerto espera alcanzar los 200.000 cruceristas a bordo de más de un centenar de buques trasatlánticos.

En cuanto a la exportación de ganado se refiere, los muelles de Cartagena también son los más importantes de España, ya que disponen de unas instalaciones únicas en el país para el embarque de animales vivos. Durante el pasado año alcanzó las 581.596 cabezas, lo que supuso un incremento del 45,75% con respecto a 2014. Otros puertos del Mediterráneo español, como Tarragona y Valencia intentan seguirle en un negocio que cotiza al alza.

Entre las mercancías cuyo tráfico también es muy importante para el puerto destacaron los plásticos, en su mayoría procedentes de la empresa Sabic, ubicada en La Aljorra, con destino a Extremo Oriente. También lo son los agroalimentarios de la industria murciana, que se envían a países del norte de Europa, como Holanda o Alemania. Entre estos últimos predominan las conservas, vinos, bebidas (zumos en su mayor parte), frutas, hortalizas y legumbres.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.