Maersk volverá en 2017 al puerto vigués si baja costes y mejora competitividad

0

No hubo sorpresa y Maersk comunicó ayer oficialmente a la Autoridad Portuaria su decisión definitiva de abandonar el puerto de Vigo dentro de dos semanas para concentrar su actividad de contenedores en Marín durante un año, hasta mayo de 2017.

A partir de ahí, se abre la puerta para su regreso, en función de lo que haga el puerto vigués. Así se lo dijo la dirección en España de la naviera nórdica al presidente del Puerto, Enrique López Veiga, quien se desplazó a Algeciras, donde tiene la sede peninsular, para mantener una conversación “cara a cara, muy cordial y clara” que se prolongó durante dos horas. Maersk expuso los motivos de su decisión.

En primer lugar, que realizó una subasta de sus servicios desde la India y que en ella salió ganadora en las Rías Baixas la empresa Pérez Torres, que gestiona la terminal de Marín, que ofertó sus servicios de carga y descarga a la baja. En segundo, que Maersk ha detectado altos costes laborales -estiba- y sobre todo baja competitividad en los servicios portuarios en relación a los puertos vecinos, Marín y Leixoes.

Es decir, que según cree la naviera, y la Autoridad Portuaria asume al menos en parte, no sólo es más cara la carga y descarga de mercancía de los barcos sino que también todo el operativo se hace de forma menos eficiente. De ello ya había alertado la asociación de usuarios Logidigal en un informe publicado por este diario. En él advertía que el coste de la carga de una tonelada de mercancía era el doble en Vigo que en Marín y que el servicio es continuo en el puerto de la Ría de Pontevedra, en tanto que en Guixar hay una parada de una hora que afecta a la rotación de los barcos.

También reseñaba otros aspectos “secundarios pero que cuentan” en los trámites de control aduanero e inspección. Todo ello lo anotó Maersk que sin embargo dio garantías al presidente del Puerto vigués que en 2017 volvería a operar en los muelles de Vigo si soluciona el déficit de competitividad. No obstante, Maersk no abandonará del todo la terminal de Guixar y al menos mantendrá un barco operando con cierta regularidad.
Con la decisión ya firme y sin vuelta atrás al menos por un año, López Veiga insistió en Vigo tiene que realizar un esfuerzo.

Pero también advirtió a Maersk de que Vigo tiene mejores infraestructuras y que los clientes se van a sentir perjudicados con el traslado, en especial sectores como los frigoríficos. Un dato que tiene en cuenta la naviera. Además, Enrique López Veiga advirtió de que la Autoridad Portuaria mantendrá sus posiciones sobre la diferencia en el trato a Vigo y Marín, expresadas a Puertos del Estado, con datos “jurídicos y técnicos”.

El presidente del Puerto estima a que partir de ahora “toca que Vigo tenga plena competitividad, no sólo en los costes de la estiba” y al mismo tiempo, aprovechar sus mejores bazas. Una de ellas, que dispone de grúas Post Panamax capaces de grandes cargas. También dispone de mejor calado que los puertos rivales, Marín o Leixoes (Oporto), lo que podría servir de baza con la apertura del nuevo Canal de Panamá. “Tenemos un año para recuperar Maersk, pero no vamos a quedarnos con los brazos cruzados”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.