Díaz: lo de Maersk fue un llamado de atención para el puerto de Montevideo

0

El presidente de la ANP se mostró sorprendido por la decisión adoptada por la naviera Maersk de suspender una de las rutas por falta de profundidad en la zona de maniobras y aseguró que la decisión “no complica el trabajo”, porque solo hará falta una intervención de dragado de no más de 15 días para restablecer las condiciones.

“Estamos trabajando para solucionar el área de maniobra de Maersk, que aplicó una regla de seguridad que no usaba hasta la semana pasada”, agregó.

La naviera tuvo que suspender una escala por problemas de calado en una zona del puerto y anunció que está revisando su estrategia. Ello obligó a la ANP a buscar soluciones urgentes y viajar a Panamá para mantener una reunión urgente con autoridades de Maersk.

Díaz concedió una entrevista a LA REPÚBLICA en la que explicó el alcance de lo ocurrido y detalló las principales obras que están previstas en el corto plazo para el puerto de Montevideo.

¿Pudo preverse esta situación?

Hay un dato que los armadores ponen y es la distancia de seguridad bajo la quilla. Empresas conocidas, que vienen a menudo al puerto de Montevideo, que conocen cuál es el tipo de fondo, cómo se comportan los barcos, y la pericia de los prácticos habían venido reduciendo esa distancia a valores mínimos y los barcos se movían sin problemas.

Ahora Maersk volvió a ponernos una limitante, esta distancia bajo quilla si los fondos de seguridad son duros, lo que no quiere decir que no tengamos que sacar los fondos blandos, pero el cambio fue de un día para otro.

¿Cuánto complica esto la relación con la naviera?

No nos complica el trabajo, no serán más de 15 días, con una intervención de dragado para restablecer las condiciones. Maersk podría poner otro barco de otras características y seguir con la línea, nos dicen en la oficina local. La polémica debería ser qué necesitamos para tener las navieras.

¿Se trata de un problema inesperado para la ANP?

El tema de los calados no es nuevo. Cuando ingresé a la gerencia general en 2005 las navieras tenían al puerto de Montevideo con distintos calados, y el puerto su profundidad, por ello no es extraño que las distintas navieras y armadores tengan su margen de seguridad diferente. Ello había evolucionado hacia una consideración igualitaria, pero ahora una empresa vuelve a poner una restricción.

¿Qué hará la ANP?

Debemos trabajar el tema, queremos que vengan barcos más profundos, dialogar con las compañías para ver qué necesitan. Los prácticos son nuestros ojos en el canal, en los lugares de maniobras, y ellos son quienes nos advierten de los problemas.

¿No hubo advertencia?

En este caso particular hubo algunos comunicados de que este lugar estaba perdiendo profundidad pero no una alerta de que no se iba a operar. El práctico sabe cuál es el fondo marino que hay, y que todavía se podían hacer las operaciones por ello no teníamos una alerta.

¿Fue un llamado de atención ante nuevos requerimientos que puedan surgir?

Sí. Además vivimos una evolución en el puerto, el tamaño de los barcos aumentó en eslora y en manga, no tanto en calado. El cambio en las dimensiones nos obligó a rectificar nuestro canal de acceso, hubo que ampliar la curva, y los operadores tuvieron que cambiar sus equipos con su inversión correspondiente.

Teníamos una grúa pórtico, que fue retirada debido a que no operaba porque era para barcos muy pequeños. En esta evolución el cambio de calado no era factor limitante. Ahora debemos poner atención a la eslora, a la manga y al calado y al margen de seguridad que nos piden las navieras.

Récord de carga durante abril

Alberto Díaz aseguró que la recuperación del trasbordo argentino, más la continuidad de la carga paraguaya marcaron un récord durante abril que hace abrir buenas perspectivas para el puerto de Montevideo.

Destacó la importancia del puerto en el presente del país. “Somos parte importante en las exportaciones nacionales, las grandes importaciones, y estamos metidos en la cabeza logística de muchos actores. Ese rol lo mantuvo siempre, aunque dependa de los gobiernos y sus políticas el énfasis que se ponga en este nodo de conexión con el mundo”, señaló.

¿Ya se empezaron a sentir los efectos de la recuperación del trasbordo de Argentina?

Sí, abril fue muy bueno en trasbordo; se han batido los récords impulsado por Paraguay que no bajó y por Argentina que volvió. El trasbordo tiene clientes de los lados, desde el que produce y desde el que lleva y la naviera que decide trasladar la carga.

Esperemos que la estrategia se mantenga ya que nos posiciona a nosotros como lugar clave para ello.

Paraguay terminó siendo un importante cliente para el puerto…

Por el año 92 Paraguay era nuestro principal cliente en trasbordo a Ciudad del Este o puerto Stroessner. Luego bajó el negocio entre privados, y Paraguay fue perdiendo participación de mercado, tal vez porque nuestros operadores se volcaron a otros mercados.

Tuvimos una reacción junto al Ministerio de Transporte, al Centro de Navegación, los privados, es decir una acción por captar la carga paraguaya y volvió a ser lo que era antes. El desafío hoy es que se quede. Paraguay es un cliente muy exigente, siempre está pidiendo más y ello obliga a trabajar para satisfacer esa demanda.

Ha sido una semana de buenas y malas noticias, la buena es el primer Panamax que sale con carga completa.

Sí, de la terminal granelera Obrinel Montevideo partió el barco más profundo de la historia que ha salido de nuestro puerto. La mala noticia fue lo de Maersk, pero estamos trabajando para solucionarlo.

 

República

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.