El Puerto Ferrol-San Cibrao modifica el tráfico dentro del muelle por las obras

0

La Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao ha modificado de forma excepcional las normas de tráfico en el muelle interior como consecuencia de las obras de saneamiento. El objetivo es que tanto los socios de la cofradía como los del Club do Mar puedan llegar hasta el área de lonja -actualmente en obras de remodelación- y allí acceder a los pantalanes de Curuxeiras para hacer uso de sus embarcaciones, entre otros aspectos.

Así, esta autorización ya se comunicó a principios de mes al pósito y está previsto que, desde hoy, también puedan disponer de ella los afiliados al Club do Mar. La diferencia es que estos últimos podrán estar solo veinte minutos en días laborables entre que llegan a la lonja y salen de ella para, por ejemplo, la descarga de objetos. En el fin de semana el horario no será restringido. En el caso de los mariscadores, gestores, proveedores y clientes de la cofradía no existe ese límite en días laborables ya que han de hacer uso de sus embarcaciones para su trabajo.

Un documento interno indica que el sistema «paso interior a la lonja y puerto deportivo por los muelles» consiste en «el paso provisional por la zona protegida del puerto interior de Ferrol desde el Acceso Norte hasta volver a salir a la zona pública o viceversa». Estará vigente mientras duren las mencionadas obras de saneamiento en el área.

La incorporación se hace por la entrada que hay bajo la glorieta del Acceso Norte, tras la identificación por parte de la Policía Portuaria con el DNI. Los agentes entregan un tique con un código de barras al usuario que debe conservar hasta abandonar las instalaciones. Deberá circular, ya dentro del muelle, por la zona señalada expresamente para ello y ha de usar el mencionado tique para entrar y salir del área de lonja, pasándolo por un lector específico en un portal de puerta corredera.

Además, en el entorno de la lonja, en la zona pública, se ha habilitado un estacionamiento ampliado provisionalmente, ya que no se puede aparcar en la calle en obras entre Capitanía Marítima y la lonja. Este aparcamiento suma más de 75 plazas, «lo que supera ampliamente el número de vehículos habitualmente presentes en la lonja y su entorno». Se solicita que el estacionamiento se use de modo ágil.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.