El puerto de A Coruña se desploma y pierde capacidad comercial

0

A lo largo del periodo enero-agosto de este año, la mercancía general movilizada en el puerto atlántico de A Coruña ha anotado 514.956 toneladas; esto es, un 25% menos de las registradas en idéntico período del año anterior. Este dato contrasta, por ejemplo, con los aumentos contabilizados en el puerto de Vigo (8%), o con los promedios nacionales (1,61%). Llama la atención y, según expertos del sector, “debiera ser una señal de alerta” la casi desaparición del tráfico de contenedores (es decir, el transporte que traslada mercancías que agregan valor y que suponen la mayor generación de valor económico para el entorno y para las empresas; y que, al mismo tiempo, suponen una importante rúbrica en los ingresos de la Autoridad Portuaria). En los primeros ocho meses de este año solo -sí, solo- se han movido 3 contenedores. Es decir, hubo meses de este año en el que no hubo actividad alguna de estos tráficos. Contrasta este dato con las declaraciones grandilocuentes de los responsables de la Autoridad Portuaria de que el puerto se está convirtiendo en el motor de la economía local y comarcal. Nada más lejos de la realidad: en el año 2014 (enero/agosto) se movilizaron 128.832 Teus; es decir, en el último año se ha perdido todo. En enero/agosto del 2013, fueron un total de 3.826 Teus; en enero/agosto 2012, se habían movilizado 3.384 Teus.

El puerto de A Coruña, siguiendo los datos proporcionados por Puertos del Estado, también registra un menor movimiento de entradas/salidas de buques, contabilizando una disminución del 1,63%; lo que contribuye a perder su atractivo y su lugar de intercambiador y de polo logístico. También se corrobora una gestión deficiente en la actividad de los cruceros, al contemplar un descenso de los pasajeros (-0,72%), a pesar de haber incrementado el número de buques pasando de 51 a 53. Puertos próximos como Vigo, por ejemplo, aumentaron tanto el número de cruceros (de 48 a 58) y de cruceristas (de 79.927 a 105.531) superando al puerto coruñés; lo mismo que España que contabiliza crecimientos en cruceros (2,64%) y cruceristas (11,63%).

En lo que atañe a las descargas de pesca fresca se registra una nueva reducción. De las 36.647 toneladas anotadas en el período enero/agosto de 2014; se pasa a las 29.607 toneladas en 2015, o sea, un 19,23% menos. En consecuencia, las cifras aportadas por la Autoridad Portuaria demuestran “una pésima gestión”, según observadores del sector, con números decrecientes en los ámbitos más trascendentales y estratégicos para la ciudad y su entorno; presentando una dinámica de caída prolongada y sostenida, sin corrección a la vista.

Solo en los tráficos marítimos condicionados por la presencia de industrias difíciles de deslocalizar, como es el caso de una refinería y una central térmica, se mantiene una dinámica anterior de crecimiento. Es decir, los tráficos cautivos (graneles líquidos y graneles sólidos), ajenos por supuesto a acciones comerciales o de carácter estratégico del Puerto son las que salvan los muebles de la gestión portuaria. Sólo la Xunta de Galicia es competente para adoptar decisiones ante este estado de cosas, de lo que ya está al corriente el Concello de A Coruña.

Datos del puerto de A Coruña

DATOSACUÑA

Mundiario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.