Brownsville camino a convertirse en punto exportador de gas

0

La localidad, en el extremo sureste de Texas, está muy cerca también de la cuenca Eagle Ford Shale, la zona de exploración de gas más activa del mundo.

De acuerdo con el Consejo Para el Desarrollo Económico de Brownsville (BEDC), al menos cinco compañías están interesadas en establecer plantas LNG en el puerto, lo que requeriría de inversiones multimillonarias que crearían miles de nuevos empleos en la zona.

El advenimiento de esta nueva industria, junto con el desarrollo de un Puerto Espacial ya en marcha, podrían traer un desarrollo que ayudaría a esta comunidad a dejar atrás décadas de lento crecimiento económico que la ubicaron como una de las zonas más pobres del país.

El Concilio informó que las cinco compañías, incluyendo, “Gulf Coast LNG Export”, “EOS LNG”, “Barca LNG”, “Annova LNG” y Texas LNG, han presentado ya solicitudes al Departamento de Energía (DOE) para cuatro proyectos de terminales en el Puerto de Brownsville.

Las compañías EOS y Barca trabajan en un proyecto conjunto.

Las empresas Gulf Coast, EOS y Barca cuentan ya con la aprobación del Departamento de Energía para exportar gas doméstico a países con los que Estados Unidos tiene Tratados de Libre Comercio. Annova y Texas LNG esperan la aprobación de sus respectivas aplicaciones.

Las plantas LNG son necesarias para poder licuar el gas natural a fin de poder enviarlo por barco, principalmente a países de Asia y Europa.

Antes de poder ser transportado, el gas natural debe ser condensado, lo cual se logra por un proceso de refrigeración que lo enfría a 160 grados centígrados bajo cero que la convierte a un estado líquido.

El proceso reduce el volumen del gas natural en aproximadamente 600 veces, lo que disminuye sustancialmente su costo de transportación. El proceso ayuda a transportar gas natural a través de largas distancias lo que permite hacerlo llegar a lugares donde el tendido de gasoductos no es económicamente factible.

Las terminales de exportación de LNG previstas para Brownsville serían más pequeñas que las instalaciones existentes en lugares como Freeport y Sabine Pass, Texas, que tienen tamaños de tren de cuatro millones de toneladas métricas o más.

Para el director del Puerto de Brownsville, Eduardo Campirano, la construcción de estas plantas de LNG “vendrían a cambiar el juego”, en la zona, dado que cada uno de estos proyectos constituyen inversiones multimillonarias.

Para ejemplificar el monto de inversión requerido para una de estas terminales, Campirano citó como ejemplo, la planta de LNG Cheniere en el sureste de Louisiana, donde se invirtieron 18 mil millones de dólares.

“Ese es el tipo de magnitud de los proyectos que estamos hablando. La primera fase de una de ellas está en los miles de millones de dólares”, indicó.

Campirano dijo que una terminal de LNG generaría unos tres mil empleos en la construcción durante un período de cuatro años.

Sin embargo, una vez concluidas y en funcionamiento, las plantas no requieren de mucha mano de obra y pueden ser operadas por unos 200 trabajadores.

NTX

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.