Más de 5.000 escolares visitan este 2015 las instalaciones del Puerto de Valencia

0

Más de 5.100 profesores y alumnos han visitado este 2015 el Puerto de Valencia a través de excursiones que les han permitido conocer las instalaciones del recinto portuario y navegar por las aguas del Mediterráneo. En concreto, los escolares más pequeños se han interesado en estas visitas por los buques y animales más insólitos: los ‘barcos pirata’ y ‘terribles tiburones y monstruos marinos’.

Las personas que han visitado las instalaciones portuarias en esta temporada procedían de más de un centenar de centros escolares y universidades de Valencia, quienes se han acercado para conocer de primera mano las inmediaciones y el crecimiento de uno de los principales motores económicos del Mediterráneo.

Las visitas se han realizado durante los periodos febrero-junio y de septiembre-noviembre, coincidiendo con los meses escolares y para evitar los meses más calurosos y más frescos de Valencia. De hecho, los meses más atractivos para las visitas suelen ser marzo, abril y mayo, cuando el Puerto ha llegado a recibir hasta cinco grupos en un mismo día.

Tanto es así, que las visitas se han incrementado en unos 800 escolares más que el año anterior y para el próxima temporada tiene el tienen el 80% reservado.

El recorrido comienzan siempre en un punto de encuentro, desde donde los jóvenes con sus tutores llegan en autobús y el recorrido es distinto dependiendo de las edades. De este modo, los alumnos, en grupos de hasta 150 personas, se embarcan directamente en el catamarán, que ha sustituido a las tradicionales góndolas, y comienza su travesía por las aguas mediterráneas.

Allí, un guía les explica de forma amena y divertida las características del Puerto. Los más pequeños suelen preguntar dónde están atracados los ‘barcos piratas’ o buscan bajo las olas a los terribles tiburones y monstruos marinos. “Muchos se quedan sorprendidos de las dimensiones de las grúas y de las instalaciones y les llama la atención la paz y tranquilidad que se respira”, ha explicado a Europa Press uno de los guías, José García, quien ha incidido en que algunos comentan que “es como ir a la playa”.

Sin embargo, los que más preguntan son los jóvenes de 8-10 años, los universitarios y los alumnos de centros de formación especializada ya que muchos se interesan por prácticas o por los másteres. Por ello, previamente a realizar el viaje por el catamarán, reciben una charla donde se atiende a sus dudas y se les explica el funcionamiento de la Autoridad Portuaria.

Además, algunos estudiantes que visitan el puerto, especialmente en Fallas, son jóvenes estudiantes procedentes de países como Polonia, Francia, reino Unido o Alemania que, aprovechando que están en Valencia, sienten la curiosidad de visitar el recinto. Durante este año, también se ha recibido la visita de entre 25 grupos de asociaciones de vecinos de diferentes barrios de la ciudad, así como de otros colectivos como Amas de Casa.

VISITAS INSTITUCIONALES

Por otra parte, el Puerto también ha recibido este año, delegaciones de directivos, comerciales o visitas más institucionales. “Se trata de un perfil muy especializado que busca llegar a acuerdos en ciertos ámbitos como sistemas de seguridad o conocer cómo es la cadena logística de las mercancías, por lo que en estos casos se les muestra específicamente aquello a la cual hace referencia su visita”, ha explicado la jefa de marketing del Puerto, Francesca Antonelli.

Así, estos grupos pueden estar formados por directivos de otras autoridades portuarias, embajadores u operadores logísticos a los que se les programa una sesión explicativa sobre el tema a tratar y, más tarde, se les enseña el recinto.

Con una atención en más de cinco idiomas, el equipo que hace este tipo de recorrido se prepara la recepción adaptándose al perfil sociocultural de los visitantes. De esta manera, si la delegación es italiana el trato será más cercano que si son personas asiáticas que suelen ser personas más distantes.

Una de las cuestiones que les llama más la atención es que la cría de las clóchinas se realice en las 22 bateas de las instalaciones portuarias. Según ha explicado, les sorprende que este molusco típico de la zona se recolecte de aguas portuarias donde el tránsito de buques es continuo.

“Esta cuestión nos da la muletilla perfecta para recalcarles que uno de nuestros fuertes es nuestro empeño en cuestiones medioambientales”, ha subrayado Antonelli, quien ha indicado que muchos quedan “impresionados” con la “diversificación de tráfico y las dimensiones del Puerto”.

Te Interesa.es

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.