Nuevo aeropuerto marcará un antes y un después en México: SCT

0

La construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NACM) marcará un antes y después en la historia de las grandes obras de infraestructura en el país, ya que es una de las más importantes de las últimas décadas, señaló el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

En la conferencia de prensa titulada El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México: avances y prospectivas 2015-2016, expuso que esta será la obra emblemática del México del siglo XXI y que se basa en las mejores prácticas internacionales por lo se refiere a control, transparencia, eficiencia y legalidad.

“Es así como los trabajos del nuevo aeropuerto avanzan en tiempo y de acuerdo con lo programado, para que el 20 de octubre de 2020 se inicien las primeras operaciones”, señaló Ruiz Esparza al exponer a grandes rasgos la estrategia de licitaciones.

Al destacar que la obra será autofinanciable, pues no implicará deuda alguna, dijo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) refrenda su compromiso de transparentar y rendir cuentas a la ciudadanía sobre esta obra, como ha sido la instrucción presidencial.

Acompañado de funcionarios de la dependencia y del director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patiño Márquez, refirió que la construcción del nuevo aeropuerto es la obra con la mayor apertura y transparencia en la historia reciente del país.

Dijo que principios de legalidad y rendición de cuentas rigen su desarrollo, el cual cuenta con testigos sociales para los 21 paquetes de licitación, la supervisión del órgano interno de control, la difusión constante de información vía Internet, la asesoría de la OCDE, el acompañamiento de especialistas en los procedimientos de licitación.

Asimismo, la construcción de un esquema de gobierno corporativo que se guía bajo las mejores prácticas, y la transmisión en vivo vía Internet de los actos de apertura y fallo de licitaciones, así como testimoniales notariales de las propuestas presentadas en los procesos licitatorios.

Precisó que las licitaciones anunciadas el pasado 8 de julio ya han iniciado, mientras que las relativas a las obras preliminares están en la última fase, con una numerosa participación de empresas licitantes, tanto nacionales como internacionales.

Expuso que en esta semana se adjudicarán los contratos correspondientes a los ganadores de las licitaciones sobre la nivelación del terreno y el drenaje pluvial temporal.

Asimismo, con la recientes publicaciones del 19 noviembre y 2 de diciembre de las prebases iniciaron los procedimientos para licitar la cimentación de la terminal y la torre, el sistema y la subestación eléctrica, y el centro de control, y este viernes se publicará la correspondiente para la cimentación de las pistas dos y tres.

Es así como cumplimos con lo anunciado para este año en cuanto a la estrategia de licitación, aseguró.

Adelantó que para el primer semestre de 2016 se emitirán las licitaciones referentes a la infraestructura principal, es decir, el edificio terminal, el área de combustibles, las plataformas de embarques, las líneas de distribución de combustible, los sistemas de ayudas a la navegación, el túnel central y las ayudas visuales.

En tanto, las obras necesarias para la puesta en operación serán licitadas a partir del segundo semestre de 2016, como son las estaciones de bomberos, los edificios de apoyo, los entronques viales, el centro multimodal de transporte, estacionamientos y el centro de operaciones.

Por lo que se refiere al financiamiento, manifestó que el pasado 8 de octubre se obtuvo el crédito sindicado más grande que se tenga registro en América Latina, una línea crédito revolvente por un total de tres mil millones de dólares.

Dijo que este instrumento representa la primera etapa de un financiamiento por un total de seis mil millones de dólares, el cual será cubierto con los flujos excedentes que generen el actual y el nuevo aeropuerto mediante sus ingresos propios

Así, reiteró, “la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México es autofinanciable y no implicará deuda alguna”.

Por lo que se refiere a los beneficios económicos y sociales, el funcionario federal expuso que como ocurre con toda obra de estructura, más tratándose de una obra de estas dimensiones, el nuevo aeropuerto empezará a generar empleos incluso antes de su entrada en operación.

“Solo su construcción contribuirá a crear entre 30 mil y 40 mil empleos directos durante 2016 y hasta 160 mil empleos directos e indirectos durante todo el periodo de construcción”, destacó.

Una vez que entre en operación a finales 2020, el nuevo aeropuerto va a generar aproximadamente unos 450 mil puestos de trabajo, lo cual lo convertirá en la principal fuente de empleos en la Zona Metropolitana del Valle de México.

En materia ambiental, dijo que la obra se realiza con una visión ecológica, de cuidado al medio ambiente, y para lo cual se impulsan 20 medidas de mitigación y compensación, para atender la preservación y mejora de las condiciones ambientales de la zona de influencia.

Indicó que se ha trabajado de manera coordinada con los gobiernos del Distrito Federal y del estado de México en el programa de conectividad del nuevo aeropuerto.

El programa considera fundamentalmente la construcción de dos nuevos ramales del Metro, cuatro transportes articulados, la ampliación de todos los accesos a la capital, la modernización de nueve vialidades y la construcción de cuatro más, así como seis distribuidores, añadió el funcionario.

A partir del inicio de operaciones en 2020, el NAICM tendrá una capacidad instalada para más de 60 millones de pasajeros al año y 850 mil operaciones, con lo que se duplicará la capacidad del actual aeropuerto.

Pero en su etapa máxima de desarrollo, con seis pistas en operación simultánea, el nuevo aeropuerto podrá atender hasta 125 millones de pasajeros al año y más de un millón de aviones cada año podrán aterrizar y despegar.

NTX

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.