El puerto de Motril privatizará las instalaciones de inspección de transporte de mercancías

0

El crecimiento del puerto de Motril en materia del transporte de mercancías ha llevado a la Autoridad Portuaria a tomar nuevas medidas que incidan en una mejora de su funcionamiento en este ámbito. Tal es así que en el último consejo de administración, celebrado el pasado mes de diciembre, se aprobó por unanimidad el pliego para la adjudicación mediante concurso de las instalaciones de inspección de la dársena, situadas en la entrada del muelle de Las Azucenas. Un edificio ya construido, de 64,92 metros cuadrados, cuya gestión se pretende conceder a una empresa privada para la inspección de productos de origen no animal −sea de consumo humano y no humano−, principalmente hortofrutícolas como frutas, hortalizas y cereales que vayan a la Unión Europea.

«Esta actuación responde a la demanda de los clientes al ser importante para las exportaciones a través de las navieras, así como para los transportistas terrestres», destaca el presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, Francisco Álvarez de la Chica, para quien esta apuesta viene avalada en tanto a que «el puerto ha crecido lo suficiente como para justificar que una empresa privada se haga cargo del servicio».

Este incremento, relata, ha hecho posible que una actividad que hasta ahora se encargaba de realizar la propia Autoridad Portuaria cuando no existían las mercancías suficientes para que la operación se ejecutase, pueda pasar a manos privadas mediante la concesión administrativa de las instalaciones. «Para el puerto supondrá un papel aún más importante para el desarrollo de mercancías con el norte de África», señala Álvarez de la Chica.

No es para menos. Según los datos facilitados por fuentes portuarias, el volumen de mercancías susceptibles de este tipo de inspección durante el año pasado hasta el 15 de diciembre ascendió a 28.000 toneladas movilizadas entre Motril y los puertos marroquíes de Nador y Alhucemas. En esta estadística no entra Melilla, ya que a pesar de tener línea marítima con Motril es dársena española. «Al proceder esta mercancía de origen no animal de terceros países, deben pasar más inspecciones sanitarias; la Autoridad Portuaria construyó el edificio y las distintas administraciones ponen los servicios de inspección para verificar que esos productos cumplan los estándares para su circulación en la Unión Europea», destaca el presidente de la Autoridad Portuaria.


Competencias

El hecho de que el puerto saque a concurso la gestión de las instalaciones de inspección para su desarrollo por parte de una empresa especializada implica que, además de la inspección, esta debe realizar su mantenimiento, gestión de cargas y limpieza, así como poner de acuerdo a las distintas administraciones que concurren en el equipamiento (Sanidad Vegetal, Sanidad Exterior y Soivre, principalmente).

Otras competencias que deberán afrontar es la del desarrollo de planes de mantenimiento y planes sanitarios de la instalación de inspección, disponer de los medios mecánicos necesarios para que las distintas administraciones puedan elaborar sus inspecciones, así como fomentar actividades comerciales paralelas como el grupaje y la manipulación de mercancías. «Con este servicio confiamos en el crecimiento empresarial; esperamos aumentar mucho en este ámbito, que pasaba por la instalación de inspección en la frontera», resalta Álvarez de la Chica.

Una vez publicado en el BOE «en las primeras semanas de enero», se dará un plazo de 30 días para presentar ofertas para obtener la concesión. Al cerrarse, el tribunal seleccionará aquella más ventajosa y propondrá al Consejo la adjudicación.

Con la adjudicación, el puerto espera dar un nuevo impulso al tratamiento de las mercancías en sus instalaciones, lo que redundará en su calidad.

Ideal

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.