El aeropuerto de Huelva quiere ser referente de la agroindustria

0

Los aeropuertos se han convertido en los nuevos puertos de descarga. Para llegar a los mercados de medio mundo hay que realizar un largo viaje a contrarreloj y el avión se ha convertido en el medio de transporte idóneo para los productos perecederos. Ocurre en Vitoria con el transporte de pescado. Su aeropuerto está operativo las 24 horas del día para atender cualquier entrada o salida. Huelva aspira a lo mismo en el campo de la agroalimentación. La idea está cerrada. Desde que el año pasado se celebrase la junta de accionistas de la Sociedad del Aeropuerto Cristóbal Colón en la que la iniciativa privada tomó las riendas del proyecto, a través de Huelva Desarrollo y Progreso SL, no se había vuelto a decir nada del aeródromo. El trabajo se ha ido haciendo detrás de los mostradores y hoy sólo se está a la espera del visto bueno del Ministerio de Fomento para que el proyecto despegue de una vez por todas.

Por eso ayer, el presidente de la Diputación de Huelva (que participa en un 46,57% en la sociedad promotora), Ignacio Caraballo, pedía que se “desbloquee” la situación del aeropuerto porque la provincia “lo necesita” tanto para fortalecer al fresero, que el lunes reconoció su interés en invertir en esta insfraestructura, como en el turístico.

El aeródromo onubense se redirecciona hacia el pilar de la economía onubense: la industria agroalimentaria, sin dejar atrás el enfoque turístico y el industrial. Se unen así las tres patas de la economía onubense.

Ayer mismo se mantenía en Sevilla una reunión con inversores del sector interesados en entrar a formar parte del proyecto, a los que se suman, según ha podido saber Huelva Información, fondos de inversión americanos y empresas constructoras que pueden participar tanto a través del capital como de las obras necesarias para levantar el aeropuerto onubense. Con su despegue, levanta el vuelo también el sector agrícola, que podría ver cómo en sólo dos horas (ahora en varios días a través de la carretera) llegan sus productos a Rusia, por ejemplo. Pero además se podrían potenciar las relaciones que algún empresario ha iniciado ya con el Golfo Pérsico y Asia.

Mientras los trámites administrativos siguen su curso en el Ministerio de Fomento, se han ido haciendo los deberes y preparando un dossier que contempla todo tipo de detalles. El proyecto actual incluye un parque empresarial vinculado al aeropuerto carga, de dimensiones ajustadas, que contará con una inversión de al menos un millón de euros y será ofrecida para la comercialización de productos del sector hortofrutícola de la provincia onubense. Pero además se prevé un potencial multiplicador para otros sectores al margen del turismo y la agricultura. De hecho, los estudios iniciales apuntan un impacto económico de 1.150 millones de euros al año, derivados en gran medida de los 12.000 empleos que se prevén crear cuando esté a pleno rendimiento. De éstos, 400 son directos y otros 1.600 indirectos de la explotación de la infraestructura, más otros 2.500 directos y 7.500 indirectos en los hoteles de la provincia que se beneficiarán del nuevo flujo de turistas. Esto repercutirá, además, en ingresos en la Hacienda Pública de 55 millones de euros anuales, según recoge también el proyecto.

No hay fechas aún para la puesta en marcha. En la presentación del nuevo consejo de administración de la sociedad (hace casi un año), el presidente de la Cámara de Comercio (con el 2,45% de representación), Antonio Ponce, apuntaba a 2019. Ahora, al menos, habría que sumar otro año, el que “se ha perdido por culpa de la falta de Gobierno en Madrid”, se lamenta Ponce. El representante empresarial es tajante: “El que se oponga a una iniciativa de este tipo, con una inversión privada, es porque se opone al progreso de Huelva”.

De la misma opinión es el presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), José Luis García-Palacios, que confía en que tras el 26-J se forme un Gobierno que “relance el aeropuerto y el resto de infraestructuras que debe tener Huelva”. El presidente de los empresarios defiende que la logística es esencial y “no hay nada más caro que el tiempo”, por lo que ganarlo, será siempre rentable. Con el transporte aéreo se lograría poner en primera línea mundial los frutos de primor. Ahora bien, habría que estudiar los costes para seguir siendo competitivos, como advierte el presidente de los empresarios.

Desde el sector turístico, más de lo mismo: el aeropuerto es la única infrestraestructura capaz de posicionar Huelva entre los grandes destinos. De hecho, nuestra provincia tendría que tener 576.000 turistas extranjeros cada año para ocupar durante los 12 meses las plazas hoteleras que posee. En la actualidad llega una media de 175.000, por tanto, hacen faltan 411.000 turistas, los mismos que se esperan tener gracias al aeropuerto. Además, según recuerda el sector, el 85% de los visitantes extranjeros llegan a Huelva a través de este medio.

En la mente de muchos, surge la duda ahora: ¿Por qué no se ha potenciado la sinergia con Sevilla? La respuesta es sencilla. No potencia la carga de fruta porque no está preparado para ello y, para el turismo, no mantiene una relación fluida con los tour operadores. Entonces, el más próximo nacional es Jerez (nada cercano), por lo que la mayor parte de los clientes de los hoteles de Huelva llegan de Faro, pero se tarda demasiado en conectar con Huelva: después de dos horas de vuelo, se necesitan tres más en autobús hasta el destino, lo que tampoco lo hace viable. Si todo va como esperan los empresarios, en cuatro años podría estar listo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.