La naviera Trasmediterránea se marcha del Puerto de Sevilla

0

La incertidumbre que está generando el Puerto de Sevilla en la búsqueda de una nuevafórmula para gestionar el tráfico de contenedores dentro de sus instalaciones ya empieza a tener algunas consecuencias negativas. En este momento Sevilla mueve cada año un tráfico de 1,3 millones de toneladas con las Islas Canarias. De este volumen, prácticamente el 65% está en manos OPDR y Boluda, mientras que el resto se lo reparten otras dos compañías (Trasmediterránea y Alisios).

Esta semana una de estas compañías ha decidido abandonar el enclave hispalense y ubicarse en Cádiz, donde ha conseguido unas tasas más baratas de las que previsiblemente tendrá en Sevilla. Trasmediterránea llevará al puerto gaditano su barco Volcán de Teneguise, que había cubierto una línea regular con el archipiélago canario desde 2013. Tanto Cádiz como Huelva quieren disputarle a Sevilla su primacía en el tráfico con este territorio extrapenínsular.

La Autoridad Portuaria de Sevilla tiene el objetivo de unificar el control logístico de la terminal de contenedores en un solo operador. El primer concurso que convocó (al que se presentaron las navieras Boluda y OPDR, por un lado, y las compañías estibadoras Termisur y Terminales Marítimas de Sevilla, por otro), fue declarado desierto. En el mismo consejo de administración en el que se adoptó esta decisión, la Autoridad Portuaria convocó un nuevo concurso, cuyo plazo para la presentación de candidaturas está actualmente abierto.

La intención es elegir un gran grupo capaz de gestionar todos los aspectos logísticos en el puerto. El favorito es OPDR, que ha convertido a Sevilla en el primer puerto español en el tráfico con las Canarias (gracias a la buena conexión ferroviaria con Madrid, que permite distribuir la mercancía rápidamente al resto de la península). OPDR está en manos de la francesa CMA-CGM (la tercera compañía mundial en el transporte de contenedores tras Maersk y MSC). Con el contrato para la gestión logística, OPDR tendría más ingresos en Sevilla, que se convertiría así en un punto más atractivo para seguir elevando el tráfico. Sin embargo, este sistema está ahuyentando a los competidores de OPDR, que están decidiendo abandonar el puerto -como ha hecho Trasmediterránea- hacia enclaves que no estén en manos de un solo grupo y en el que las tarifas para cargar y descargar los contenedores son más competitivas.

Dura competencia entre puertos andaluces

Aunque Sevilla tiene un puerto de interior, la clave de su crecimiento en los últimos años ha sido el comercio con Islas Canarias, gracias a su buena conexión ferroviaria y viaria, además de estar cerca de un aeropuerto internacional. Sin embargo, otros puertos andaluces quieren disputar ese liderazgo. Huelva inauguró el pasado mes una nueva terminal de contenedores, que está operativa y a pleno rendimiento. De hecho, está cortejando a todas las navieras que operan en Sevilla, según fuentes del sector consultadas por ABC. Desde la capital onubense ya operan navieras como Armas. A su vez, Cádiz también está buscando un gestor para su nueva terminal de contenedores, que presenta una dura competencia en precios y donde Trasmediterránea ya tiene tres barcos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.