Proyectan utilizar gas natural para detonar industria naval en Sinaloa

0

El gasoducto en Sinaloa, en el que se invirtieron más de mil millones de dólares en los 640 kilómetros que corresponden al estado, estará terminado este fin de año y se utilizará para proveer de gas natural a varias industrias, entre ellas a la naval, señaló el director del Instituto Tecnológico de Mazatlán, Manuel Correa.

El gasoducto sentará las bases para el proceso de industrialización que consolidará el desarrollo económico de la entidad, mediante la construcción de 640 kilómetros, que estará concluido este fin de año, dijo el académico y consultor del Clúster Naval Sinaloense, en entrevista telefónica.

Refirió que el proyecto estratégico del clúster, del cual él es consejero, es utilizar el gas natural en lugar de diésel en las embarcaciones de pesca de camarón en la entidad.

El instituto colabora en el diseño de una nave prototipo dual, que trabajará con gas natural y diésel, y será en menor escala a las que existen en la actualidad.

Refirió que estos barcos tienen mejores resultados en cuanto a su diseño y son ecológicos, al reducir las enormes bodegas con que cuentan ahora, que por lo regular van vacías, por lo que representan un mayor gasto de gasolina.

Destacó que el proyecto se encuentra en las primeras etapas, sin embargo el clúster ha logrado reunir en un proyecto a los empresarios, armadores, academia y autoridades que tienen que ver con el sector naval, con el fin de impulsar esta idea y llevarla adelante.

De acuerdo con las autoridades, el gasoducto estará listo este mes y traerá gas natural desde Estados Unidos, vía Sonora, hasta los puertos de Topolobampo y Mazatlán, expuso.

Señaló que algunas empresas en Mazatlán ya usan gas natural, pero es necesario transportarlo con vehículos desde Monterrey, Nuevo León, y puso como ejemplo las Industrias y Café El Marino, que registran un 30 por ciento de ahorro en sus costos de operación.

Correa consideró que el sector naval no será la excepción, pues “la idea es tener barcos más eficientes, del tamaño correcto, los cuales utilicen gas natural y una combinación con diésel”.

Explicó que se puede reducir los costos de producción y la contaminación, “con embarcaciones más esbeltas que se adapten al nivel de captura de camarón en la entidad”.

Además, tendrán la posibilidad de moverse cuando no puedan abastecerse de gas natural en un rango de distancia.

Por otra parte, indicó que como consejero participa en las reuniones del Consejo del Clúster Naval, donde se toman las decisiones que importan a la industria naval, proveedores o industria auxiliar, academia y gobierno.

Destacó que los recursos humanos que necesita el Clúster Naval Sinaloense se preparan en la carrera de Ingeniería Naval del Instituto Tecnológico de Mazatlán, la cual se imparte sólo en esta institución y en Veracruz.

Señaló que el instituto nació en 1982 y tiene 34 años de experiencia, por lo que ha formado a los ingenieros navales que han sido capacitados por la institución para contribuir en el desarrollo de la industria, pues se les enseña cómo diseñar y construir buques y embarcaciones.

Los alumnos de esta ingeniería aprenden la elaboración de planos, soldadura, construcción de la embarcación y a seguir todo el proyecto hasta que se bota el barco.

Refirió que otro proyecto del clúster es la capacitación de más de 600 trabajadores para fortalecer la industria naval en las diferentes áreas como electricistas, soldadores, paileros y otras tareas específicas de la industria naval.

El académico resaltó que las alianzas estratégicas con la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) han generado la cuarta edición del Encuentro Marítimo (Enmar) en Mazatlán, a donde acudirán los más importantes de la industria naval de América Latina, Estados Unidos, Europa y Asia, el 20 y 21 de octubre.

Refirió que es un encuentro de negocios, con paneles y conferencias que contará con la presencia de autoridades del sector naval, empresarial y gubernamental que es una consolidación y marca una tenencia muy positiva, en donde se hablará sobre los pros y contras de la introducción del gas natural en la industria naval como tema central.

Enfatizó la importancia de esta interacción entre empresarios, gobierno y academia, pues gracias a ella es posible modificar el perfil de los estudios para incluir temas que son útiles a la hora que los ingenieros egresan, al saber lo que la industria necesita.

“Es un círculo virtuoso, pues los profesionales se arraigan en la región y generan el desarrollo de la industria, con beneficio para los estudiantes, sus familias, el gobierno y las empresas”, añadió.

NTX

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.