La navegación autónoma supera la dura prueba

1

Un modelo de barco autónomo ha sido probado con éxito en el laboratorio de pruebas de modelo de hielo de Aker Arctic en Helsinki, Finlandia, que muestra que la tecnología a bordo puede detectar y evadir obstáculos.

Las pruebas también mostraron que la tecnología del barco puede amarrarse automáticamente a un atracadero objetivo.

El modelo inalámbrico utilizado en la prueba está equipado con unidades de propulsión alimentadas por batería, transferencia de datos a la ‘instalación costera’ y un sistema de navegación autónomo que dirige el buque alrededor de los obstáculos detectados por los sensores de a bordo.

Los diversos componentes se conectan utilizando componentes de embarcaciones inteligentes distribuidas (DIVEC), un marco de red especialmente desarrollado que proporciona un protocolo moderno para conectar dispositivos y transferir los datos necesarios entre ellos.

Mientras que el laboratorio de hielo de Aker Arctic normalmente se utiliza para probar buques rompehielos, también es una excelente instalación para desarrollar y probar la tecnología, los sensores, los algoritmos y los sistemas de control de propulsión que se desarrollan para embarcaciones autónomas en condiciones ambientales adversas.

DIVEC proporciona una infraestructura extensible y adaptable que permite la interacción con sistemas y componentes de terceros.

La tecnología utilizada en las pruebas de modelo de barco autónomo en el laboratorio también se puede adaptar a prototipos de escala parcial o total.

Con esta tecnología, Aker Arctic está listo para el siguiente paso en el desarrollo de naves autónomas, según un comunicado de prensa.

1 comentario
  1. […] La navegación autónoma supera la dura prueba […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.