Mitsubishi elige Valencia como su primera inversión portuaria en Europa

0

Mitsubishi, junto con la multinacional también nipona Kamigumi, han elegido el puerto de Valencia para expandir su negocio europeo a gran escala desde las terminales de contenedores al comprar el 25 % de TCV Stevedoring Company, firma estibadora que explota la tercera terminal más grande del recinto del Grao y que en 2013 registró un tráfico de 700.000 TEU (unidades de contenedor de veinte pies). Esta operación de amplio calado para los intereses comerciales de Mitsubishi en Europa, que ha supuesto un desembolso de 5.000 millones de yenes (unos 35 millones de euros), permitirá expandir el negocio de una corporación con más de 600 compañías que operan en prácticamente todos los sectores industriales, incluyendo medio ambiente e infraestructuras, así como el de finanzas, energía, metales, maquinaria, química y alimentación.

TCV cuyo 75 % del capital social quedará en manos de Grup TCB tras la venta de paquetes de accionistas minoritarios mantendrá la gestión de la firma estibadora valenciana, que ha crecido un 25 % en actividad durante 2012 y es junto con MSC y Noatum uno de los tres grandes operadores de contenedores del puerto de Valencia. Esta alianza estratégica con Grup TCB constituye la primera vez que Mitsubishi Corporation accede «al prometedor negocio de las terminales de contenedores», según la firma nipona.

La alianza con Mitsubishi supone si duda un salto muy significativo para TCB. Por un lado, le abre grandes expectativas para el desarrollo de su actividad de gestión y puesta en marcha de terminales de contenedores en Asia y África. Además, ambas firmas ganan sinergias de forma inmediata en determinados proyectos en éstas u otras áreas donde Grup TCB ya está presente, como es el caso de Sudamérica y el Mediterráneo.

Según Xavier Soucheiron, máximo ejecutivo de Grup Marítim TCB, «para nuestra compañía, la alianza con Mitsubishi es estratégica no solo porque fortalece la actividad de TCV, sino principalmente porque nos estamos centrando en nuevas geografías donde ambas mercantiles son complementarias». TCB opera terminales marítimas de contenedores en Barcelona, Canarias, Valencia, Gijón, Paranaguá (Brasil), La Habana, y Progreso (Mexico), entre otros puertos. Tiene dos filiales de servicios intermodales y cinco terminales ferroviarias en España. Prevé invertir 300 millones de euros en Quetzal (Guatemala) y Buenaventura (Colombia).

Levante

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.