El Puerto de La Coruña contrata a una consultora para atraer inversiones a Langosteira antes de 2020

0

La Autoridad Portuaria trabaja en la elaboración de un marco estratégico para atraer inversiones y tráficos al puerto exterior de punta Langosteira en el periodo 2015-2020. El documento, que ha sido encargado por 59.895 euros a la empresa KPMG y que debe finalizarse en un plazo de once meses, busca “desarrollar un proceso de reflexión y participación en el que se identifiquen los retos y las oportunidades sostenibles” que permitirán al puerto, a la ciudad y al conjunto del área metropolitana aumentar la actividad de Langosteira.

El estudio busca analizar el potencial del puerto a la hora de “aumentar la generación de valor” en los municipios próximos así como analizar “las expectativas y necesidades” del área metropolitana y toda el área de influencia del puerto, que se extiende al conjunto de Galicia y de la Meseta como consecuencia de la actividad de importación y exportación que se mueve.

“El plan estratégico incluirá las oportunidades de crecimiento económico y los medios para aprovecharlas, los requerimientos sociales, las oportunidades de mejora ambiental del entorno y los medios para facilitar la competitividad y el crecimiento de las empresas que operan en el puerto”, informan fuentes de la Autoridad Portuaria.

Hasta el momento, varias son las firmas que cuentan con licencia para instalarse en los terrenos de Langosteira. La empresa Terminales Marítimos de Galicia ha sido la primera en ponerse a trabajar en su nave. Desde inicios de febrero, la firma realiza las descargas regulares de coque en punta Langosteira, en lugar de en los muelles urbanos, como venía haciendo hasta ahora.

Otra de las empresas que trabaja en la construcción de su nave es Galigrain, el mayor operador de graneles sólidos con licencia para instalarse en el puerto coruñés. El pasado mes de julio recibió la autorización para construir una nave de 9.500 metros cuadrados para almacenar y distribuir cereales.

En septiembre, también se aprobaron las concesiones solicitadas por Repsol para construir su terminal de graneles líquidos, y por Pérez Torres Marítima para su nave de almacenamiento y distribución de mercancía. El acuerdo con la petrolera permitirá a la compañía trasladar el 60% de su actividad al puerto exterior correspondiente a los tráficos de petróleo crudo, azufre y coque, mientras que el 40% permanecerá en el interior. La inversión de la compañía ascenderá a 125 millones de euros y comprende, además de la terminal de graneles líquidos de 30.000 metros cuadrados, un pantalán privado con una lámina de agua de 20.000 metros cuadrados y un rack de tuberías con una superficie de 15.000 metros cuadrados.

Menos avanzado está el proyecto que va a desarrollar la mexicana Pemex. El grupo obtuvo licencia para instalarse en Langosteira el 3 de octubre de 2012 si bien desde el Puerto se indicó que la actividad no comenzaría hasta finales de 2016 o inicios de 2017. Las pérdidas registradas el pasado año como consecuencia de la caída del barril de petróleo y la depreciación del peso obligarán a la compañía a llevar a cabo recortes, si bien han descartado que el ajuste vaya a afectar al proyecto en el puerto exterior.

Sobre el proyecto de la empresa china Beijing 3E, no hay novedades. Desde que en mayo de 2012 se hizo pública su intención de construir una planta de generación de electricidad en las instalaciones de Arteixo, no se ha vuelto a tener noticias de la firma oriental, que preveía invertir alrededor de 270 millones de euros en el complejo. Desde la Autoridad Portuaria achacan esta demora a la lentitud de los dirigentes chinos a la hora de tomar decisiones. Desde el Gobierno central, sin embargo, aseguran que persisten los contactos entre ambas partes.

El polígono industrial privado de Vío, promovido por los empresarios José Collazo y Manuel Jove, tendrá un papel importante en la estrategia del puerto exterior para los próximos años. El parque fue declarado como Zona de Apoyo Logístico (ZAL), esto es, una categoría que se le da al suelo para actuar como plataforma del puerto exterior, después del convenio firmado en 2013 entre el Concello, la Autoridad Portuaria y los dos empresarios.

Este acuerdo permitirá que Vío -hoy un desierto vallado situado en las inmediaciones de Pocomaco en el que solo opera Caramelo- pueda usarse en “todo tipo de comunicaciones y acciones de promoción, tanto por parte de las administraciones como por parte de la propia empresa”.

La Opción

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.