Brasil quiere mejorar capacidad ferroviaria con ruta al Amazonas

0

Brasil impulsará las inversiones en ferrocarriles, incluida una nueva ruta a través del bosque del Amazonas, ya que busca reducir el costo de transportar habas de soja y cultivos de maíz que cada vez crecen más en el país, señaló su nuevo ministro de Infraestructura.

La administración, que asumió el cargo a principios de este mes, planea duplicar la capacidad ferroviaria del país a través de concesiones que demandarán inversiones de unos 25,000 millones de reales (US$ 6,700 millones) en los próximos años, declaró el ministro Tarcisio de Freitas en una entrevista en Sao Paulo.

“Es nuestra principal prioridad”, dijo el ingeniero de 43 años, citando una lista de proyectos que incluyen la finalización del ferrocarril conocido como Norte-Sul y la construcción de los llamados ferrocarriles Fico y Ferrograo. El plan crearía una serie de alternativas para la exportación de granos cultivados en la principal región agrícola de Brasil. “Esto aumentará la competencia en el transporte y las tarifas de transporte disminuirán”, expresó.

En la actualidad, parte de la producción brasileña de soya se transporta a lo largo de más de 1.600 kilómetros de carreteras precarias desde Mato Grosso -un estado occidental que duplica el tamaño de Alemania y que genera una cuarta parte de la producción del país- hasta puertos lejanos en la región sureste. El acceso a las terminales de exportación más cercanas en el norte depende de los camiones que intentan sortear kilómetros de carretera sin asfaltar.

Los ABCD

Ferrograo, un proyecto de 1,000 kilómetros que concibió la mejor liga de operadores de la industria que se conoce colectivamente como los “ABCD” y que planea vincular las granjas de soya en Mato Grosso a las terminales de barcazas en un afluente del río Amazonas, es “desafiante pero viable”, según Freitas.

La red podría ser la ruta de exportación para aproximadamente el 40 por ciento de la producción de soya y maíz de Mato Grosso, que puede aumentar a más de 100 millones de toneladas hasta el 2025 desde los 62 millones de toneladas actuales, puntualizó.

Los ABCD, que incluyen a los gigantes de los agronegocios de EE.UU. Bunge y Cargill, están dispuestos a participar con el 30% de la inversión estimada de 13,000 millones de reales, dijo, y agregó que los agricultores de Mato Grosso también pueden aportar hasta 800 millones de reales al año en patrimonio a través de un fondo colectivo. El proyecto también ha atraído el interés de inversionistas chinos, señaló el ministro.

Los ferrocarriles representan alrededor del 15% del transporte de mercancías en Brasil. Eso podría elevarse a cerca del 30% en menos de una década si los actuales proyectos de concesión tienen éxito, indicó Freitas.

Empresas constructoras

Freitas también dijo que las empresas de construcción brasileñas, incluida Odebrecht, que fueron golpeadas por un devastador escándalo de corrupción conocido como Lava Jato, deberían tener autorización para volver al negocio y participar nuevamente en grandes proyectos de infraestructura.

Las compañías han estado batallando para superar los desafíos legales y tener permiso para volver a participar en las subastas del gobierno, a veces incluso después de que los acuerdos de indulgencia ya se han cerrado.

“Estas compañías cuentan con el personal, los conocimientos técnicos y las habilidades de ingeniería”, declaró, y agregó que podrían ser contratadas por empresas extranjeras para ejecutar proyectos en lugar de ofertar en concesiones. “Son importantes, no deben ser destruidas”.

Blooomberg

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.